martes, 10 de septiembre de 2019

El informante, por Ricardo Uceda: La trafa académica

Aunque la SUNEDU no garantiza la excelencia universitaria, acaba con los fraudes. TELESUP al ataque. ¿Qué ocurrirá con grandes universidades nacionales que no dan la talla? Ejemplos en Amazonas y Moquegua.

Los clonados. Operarios de la estatal UNTRM muestran con orgullo sus ejemplares. ¿Cómo se investigó allí sin canon? La calidad de los líderes es un requisito.

TELESUP fue la más importante universidad privada que no pudo obtener licenciamiento de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU). Tiene unos veinte mil estudiantes, cifra varias veces mayor a las once restantes de su tipo que tampoco pasaron la valla. José Luna, el dueño de TELESUP, ha recargado sus acciones legales contra el superintendente Martín Benavides, en una línea de resistencia al sistema, consagrado por el Tribunal Constitucional en 2010. Pero, mientras tanto, no podrá ofrecer sus carreras, y para todos los efectos ha quedado fuera del mercado.
Si consideramos que desde 2015 han obtenido licenciamiento ochenta universidades, buena parte centros académicos privados que cargaban con severos cuestionamientos, es posible concluir que después de todo no era tan difícil cumplir el objetivo. Queda una lista de espera de 52, y se cierne una interrogante sobre otras dos grandes entre las privadas de mala fama: Garcilaso de la Vega y Alas Peruanas. Sin embargo, quizá las que produzcan mayor atención por parte del Consejo Directivo de la SUNEDU sean determinadas universidades nacionales. La Federico Villarreal, por ejemplo.

El fileteo

Para obtener el licenciamiento una universidad debe demostrar que puede cumplir sus condiciones básicas. No son requisitos extraordinarios. Como la mayoría de ellas era controlada por empresas informales, estas habían extendido su informalidad a la infraestructura y los servicios universitarios. El local de un laboratorio podía estar a nombre de un restaurante de pollos. Para pasar la evaluación de la SUNEDU las universidades afectadas tuvieron que retirar componentes disfuncionales e ilegales, ofreciendo al proceso solo lo que mostraba una oferta académica comprobable. Algunas no pudieron, otras no quisieron. La mayor parte de las universidades que lograron el licenciamiento “filetearon” sus cuerpos, dejando solo lo que podía responder a la supervisión. Alas Peruanas está en ese proceso. Las que pasaron se deshicieron de unos mil programas artificiales.
¿Y qué hubo con las nacionales? Hay dos grupos: las que cuentan con comisión organizadora nombrada por el Ministerio de Educación (MINEDU), y las institucionalizadas que dependen de un rector y de sus órganos de gobierno. Entre estas últimas se cuentan universidades como San Marcos o San Agustín de Arequipa, que no tuvieron ningún problema con su licenciamiento. Al contrario. Pero hay varias en problemas.

Las mejores

El MINEDU hizo su tarea con los centros a su cargo. En los últimos años invirtió por lo menos mil millones de soles en las universidades públicas, la mayoría de las cuales fueron licenciadas limpiamente. Los recursos fueron para inversiones y gestión. Aunque el licenciamiento no garantiza la excelencia educativa, hay que destacar el enorme potencial de estas universidades, que son jóvenes, que están ordenadas, y que tienen muchos millones para investigar porque reciben recursos del canon. Es el caso de la Universidad Nacional de Moquegua, que ofrece cinco ingenierías y tiene una escuela de gestión pública; de la Intercultural de Quillabamba, en el Cusco; y la de Tayacaja en Huancavelica. Sin el dinero del canon, destacó la Universidad Toribio Rodríguez de Mendoza, en Chachapoyas, la primera en realizar una clonación bovina en el Perú, y que recibe estudiantes de otras partes que desean hacer cursos de posgrado en sus modernos laboratorios.
Si no fue el dinero del canon, ¿cuál fue la fuente de la virtud de esta universidad? El liderazgo de un rector con excelencia académica, Jorge Maicelo, quien actualmente es jefe del Instituto Nacional de Innovación Agraria. Rectores de primer nivel también los ha habido en San Marcos, La Molina y la UNI (Orestes Cachay, Enrique Flores, Jorge Alva), que fueron producto del voto universal establecido por una ley de 2014.

Las peores

Sin embargo, hay universidades estatales importantes, con su rector y autonomía, algunas emblemáticas, que tienen dificultades con el proceso. Una de ellas es Federico Villarreal, por falta de inversión, entre otras debilidades. Ofrece diversos programas en varios locales deficientes. Otra es la Pedro Ruiz Gallo, en Chiclayo, hasta no hace mucho envuelta en un conflicto interno que impidió concentrar sus esfuerzos en el licenciamiento. Otras, San Luis Gonzaga de Ica y Faustino Sánchez Carrión de Huacho, estancadas por la ineptitud y la falta de institucionalidad. El Estado no tiene allí una contraparte que responda por proyectos de inversión, idoneidad de la infraestructura o calidad de los docentes y mallas curriculares.
En el fondo, la dejadez de un sector de universidades estatales se debería a la misma razón por la que el dueño de TELESUP evitó hacer la reingeniería de su negocio para obtener el licenciamiento. Así, existe en los rectores displicentes la idea de que al final la SUNEDU podrá ser boicoteada políticamente. Lo que podrían lograr es la pérdida de su licencia.

Vacío legal

En este panorama, la SUNEDU afronta un cierto vacío legal, pues teniendo como mandato garantizar las condiciones básicas de una oferta académica, tampoco puede cerrar una universidad pública que no se hubiera adecuado mínimamente. Carece de esa facultad legal. Que, por otra parte, es indeseable, tratándose de centros cuya postración se debe a desviaciones subsanables. Alguna fórmula de intervención temporal podría ser necesaria, lo cual debe pasar por el Congreso. Allí, la Comisión de Educación acaba de acordar solicitar facultades al pleno para investigar, precisamente, a la SUNEDU. Como el clima político es inhóspito, es posible que en las propias comunidades universitarias surjan elementos que empujen a las mejoras que se advierten en otros centros estatales.
Fuente: La Republica

martes, 3 de septiembre de 2019

Precandidato a Rector UNP Segundo Dioses alerta sobre inconsistencias de cronograma

ERP. Recientemente dimos a conocer el cronograma establecido para las elecciones del Rector y vicerrectores de la Universidad Nacional de Piura; el mismo que a decir del precandidato Segundo Dioses Záratetiene algunas inconsistencias que espera sean recogidas por el Comité Electoral y sobre todo por los otros potenciales aspirantes a ocupar el cargo que ahora desempeña el Ing. César Reyes Peña. 
"El cronograma de elecciones de rector y vicerrector refiere que el 18 de setiembre se Publica Listas de candidatos que solicitan inscripción. El 18 y 19 de setiembre se Formula tachas a las Listas de Candidatos. El 20 de setiembre se Resuelva las tachas o depuración a las Listas de Candidatos. Y el mismo 20 de setiembre se Publica las listas hábiles. La pregunta es, en qué momento se le informa al candidato que tiene una tacha en su contra, y qué tiempo tiene para subsanarla?" es la primera interrogante de Dioses Zárate. 
Agrega que "Por otro lado, el artículo 20 del Reglamento para el Proceso de Elección de Rector y Vicerrectores señala que la Lista podrá reemplazar al candidato excluido solamente hasta la fecha límite de presentación de la solicitud de inscripción. Según el cronograma la fecha sería hasta el 17 de setiembre (se observa que no aparece otra fecha con esta actividad). Parece que hay problema en los tiempos" es otra de las preocupaciones. 
"Por ejemplo, si inscribo mi lista el día 17 de setiembre, y el mismo día uno de la lista es excluido por información falsa (artículo 20 del mencionado Reglamento). Deberían darle a conocer el mismo día al candidato excluido y el mismo día inscribir al reemplazo. ¿Será posible eso?" precisa en su comunicación. 
Luego,  con la finalidad de dejar zanjada su posición respecto a dudas, el Econ. Dioses Zárate se interroga "¿Será posible que el mismo día identifiquen que la información es falsa? (artículo 19 del reglamento); ¿Será posible que el mismo día se pueda encontrar un reemplazo?"
Luego, se refiere a sus potenciales contendores para que den su opinión respecto a las dudas planteadas y que permitirán tener un proceso electoral democrático y respetuoso de los derechos de los participantes. Pese a ellos, los riesgos de distorsionar vía procedimientos administrativos se encuentran latentes y podría derivar en tensiones innecesarias en la casa de estudios de todos los piuranos. 
Fuente: 
Diario El Regional de Piura

domingo, 25 de agosto de 2019

Universidad y vecinos hermosean la plaza San Carlos II


El proyecto es una alianza publico privada aprobado por el municipio de Mariano Roque Alonso el pasado 8 de julio, para beneficiar a toda la comunidad barrial y educativa de la zona. 

La remodelación de la Plaza San Carlos II, ubicada en el Barrio San Blas de Mariano Roque Alonso, está en marcha y contempla mejoras en la parte lumínica, pintura, juegos para niños y área para deportes, como así también obras complementarias, como ser veredas y siembra de árboles de sombra.
El Dr Hernando Javier Quiñónez, Rector de la UMAX, sostuvo: “comienza a tomar forma un sueño que inició desde el momento en que se eligió el barrio San Blas, para la construcción de la nueva sede universitaria y esperamos seguir con la Bendición de Dios, sumando para el crecimiento de este nuestro querido barrio”.
La consigna desde el inicio no solo se limita a lo estrictamente académico, con la formación de profesionales de la salud en todas sus áreas, también busca aportar a la comunidad, por medio de obras para el mejoramiento de la calidad de vida.
Los integrantes de la comisión vecinal agradecen el aporte de la institución Universitaria para llevar adelante la obra de hermosear la plaza y convertirla en un espacio de esparcimiento y recreación para las familias de la zona
La palada inicial contó con la presencia de máximas autoridades de UMAX, representantes del Gobierno Municipal y miembros de la Comisión Vecinal. Esta inversión ronda los G. 623.000.000 a cargo de la casa de estudios.


miércoles, 14 de agosto de 2019

¡Basta, ya! ¿Qué nos está pasando?

Por Engels Ortiz Samanamud

Lo dicho por la profesora Mirian Watanabe sobre que Huacho es una asquerosidad, ha sido una generosidad de esta reconocida educadora, que sin haber nacido en esta tierra, la siente suya. 
Desde el 2000, Huacho ha tenido algunas autoridades que vieron la alcaldía como un botín para enriquecerse y poco o nada les importó el progreso de Huacho. 
Somos una ciudad invadida de postes con telarañas de cables que nos impide apreciar nuestro cielo. Somos una ciudad que se ha distanciado de la cultura y el arte y testimonio de ello es nuestro exteatro Colon que hoy luce destruído y la casona Pitaluga abandonada y el Casino Huacho por colapsar. Somos una ciudad en que el vecino pone sus parlantes a todo volumen y saca a sus mascotas para que defequen y miccionen en calles y parques. Somos una ciudad que enferma a su mar arrojando sus desagües y ensucia sus playas. Somos una ciudad atomizada de mototaxis, colectivos y transeúntes que no respetan al próximo. Somos una ciudad..., etc, etc. 
Estamos casi a dos años de cumplir 200 años de vida repúblicana y envidenciamos que en vez de haber evolucionado hemos involucionado. Estamos a tiempo de revertir esta realidad aciaga. 
Existen diversos colectivos como Amo a Huacho, Huacho te quiero verde, Ahora Huacho, entre otros, tenemos colegios profesionales de ingenieros, abogados, enfermeros, sociólogos, etc. 
Contamos con la primera universidad pública de la región y existen filiales de universidades privadas y además poseemos una filial de Senati. 
Entonces, tenemos organizaciones e instituciones que pueden articular propuestas y organizarnos como sociedad y movilizarnos. 
Exijamos al gobernador regional y al alcalde provincial que se nos preste la debida atención en nuestra calidad de capital de la provincia de Huaura y sede de la región Lima. 
Exijamos a las autoridades del gobierno central, regional y provincial la renovación de nuestro sistema de agua y alcantarillado, la modernización de nuestras calles y avenidas, la descontaminación de nuestro río Huaura y nuestro mar. 
Exijamos que se nos pague lo que nos adeuda Quimpac y se retome el proyecto del tren de cercanías. Miren como nuestros hermanos del sur consiguen sus objetivos y reivindicaciones. 
Cumplamos lo que dice nuestro Portal Norteño, ...."Huacho querido con gran orgullo rompió eslabones y como un trueno dio el primer grito de libertad".

Luis Cervantes: rector de la Universidad Inca Garcilaso fue reelegido hasta el 2024

Con esta nueva reelección, la cuestionada autoridad cumpliría 20 años al frente de esta casa de estudios, que aún no recibe la autorización de la Sunedu.

Luis Cervantes Liñán, quien se encuentra al frente de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, fue reelegido este miércoles como rector de esta casa de estudios pata un periodo que durará hasta el 2024. 
De esta manera, Cervantes Liñán cumplirá 20 años al frente de la universidad sancionada por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) con más de S/1 millón por otorgar títulos a alumnos de otras universidades.
Por otro lado, hasta el momento esta casa de estudios no ha recibido el licenciamiento institucional de la Sunedu. En junio de este año, un informe de Cuarto Poder reveló que de los ocho requisitos solo ha cumplido uno y presenta un déficit de S/20 millones que podría originar su cierre.
Con este nuevo periodo, Cervantes Liñán sumaría cuatro reelecciones desde que asumió el cargo en el 2004. Ha sido cuestionado por su manejo de la universidad privada y un presunto sueldo mensual de 2 millones de soles. En noviembre del 2018, la Comisión de Educación del Congreso de la República formó un subgrupo de trabajo para investigarlo a él y a un grupo de funcionarios por presunto enriquecimiento ilícito de 350 millones de soles.
Fuente: El Comercio

viernes, 9 de agosto de 2019

Sunedu sanciona a la UIGV por dar títulos profesionales a bachilleres de otras universidades

Se comprobó que la UIGV otorgó 1,098 títulos profesionales a bachilleres procedentes de otras universidades, quienes se matricularon en sus cursos de titulación después del 21 de diciembre de 2015.

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) informó que investigó y determinó la responsabilidad de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV) por haber otorgado títulos profesionales a bachilleres procedentes de otras universidades.
Según explicó, de acuerdo a lo establecido en el artículo 21 de la Ley 30220 (Ley Universitaria), la Sunedu cuenta con la facultad de supervisar y fiscalizar el cumplimiento, por parte de las universidades, de las obligaciones establecidas en la Ley Universitaria y su normativa conexa, respecto a la prestación del servicio educativo superior universitario conducente a grado o título.
En esa línea, precisó que el numeral 45.2 del artículo 45 de la Ley Universitaria impone una prohibición expresa a las universidades de otorgar títulos profesionales a bachilleres que provengan de otras universidades. El incumplimiento de esta disposición está tipificado como una infracción muy grave en el Reglamento de Infracciones y Sanciones (RIS) de la SUNEDU.
Así, mediante la Resolución N.°0097-2017-SUNEDU/CD, emitida en un procedimiento administrativo sancionador seguido contra la UIGV, el Consejo Directivo de la Sunedu precisó que la conducta infractora anotada (determinada por la fecha de matrícula en los cursos de titulación) resultaba sancionable a partir de la entrada en vigencia del antiguo RIS, es decir, del 21 de diciembre de 2015 en adelante.
Sobre la base de los hechos investigados por la Dirección de Supervisión, la Dirección de Fiscalización y Sanción de la SUNEDU inició un procedimiento administrativo sancionador en el año 2018, a fin de verificar el otorgamiento de títulos profesionales en cumplimiento de la Ley Universitaria por parte de la UIGV. Tras recabar una serie de evidencias, se comprobó que la UIGV otorgó mil noventa y ocho (1098) títulos profesionales a bachilleres procedentes de otras universidades, quienes se matricularon en sus cursos de titulación con posterioridad al 21 de diciembre de 2015.
En atención a ello, el Consejo Directivo de la SUNEDU acordó sancionar a la UIGV con una multa de 300 UIT (S/ 1′260,000.00)que corresponde al monto máximo de multas establecido en el antiguo RIS.
Dicha decisión ha sido notificada a la UIGV; sin embargo, la universidad se encuentra dentro del plazo para interponer un recurso de reconsideración. De llegar a presentarse, dicho recurso sería revisado por el Consejo Directivo.

jueves, 1 de agosto de 2019

Argentina: uso del lenguaje inclusivo es aprobado en facultad de universidad

Facultad de Ciencias Sociales de Universidad de Buenos Aires reconocerá el lenguaje inclusivo en producciones de sus alumnos. Es la primera vez en Argentina que ese lenguaje es reconocido para su uso académico.

En Argentina, la Facultad de Ciencias Sociales de la prestigiosa Universidad de Buenos Aires (UBA) reconocerá el lenguaje inclusivo en las producciones realizadas por sus alumnos de grado y posgrado, de acuerdo con una resolución aprobada por su Consejo Directivo.
Al justificar la medida, los directivos tomaron en cuenta que "el lenguaje con el que nos comunicamos y relacionamos comporta sentidos que reflejan desigualdades entre los géneros, naturalizando la segregación, discriminación o exclusión".
El lenguaje inclusivo en cuanto a género busca erradicar lo que es considerado como uso sexista de la lengua y propone, por ejemplo, erradicar la marca gramatical de género y el masculino universal, reemplazando la letra o y la a por el neutro e.
Ese modo de hablar, que no aprueba la Real Academia, está cada vez más difundido en Argentina, en particular entre los adolescentes y los jóvenes que naturalizan su uso, siendo aún resistido por muchos adultos que lo atribuyen a un capricho. 
La resolución firmada por la decana de la FacultadCarolina Mera, y el secretario de Gestión InstitucionalJavier Hermo, encomienda además a la Subsecretaría de Políticas de Género del centro educativo instrumentar acciones de capacitación y difusión "a fin de comprometer a la comunidad universitaria a comunicarse con un trato respetuoso de los derechos de las mujeres, la diversidad sexual y de género".
Es la primera vez en Argentina que el lenguaje inclusivo es reconocido para su uso académico. La facultad de Ciencias Políticas de la UBA tiene unos 25.000 estudiantes. La resolución fue suscrita el 2 de julio pero recién se conoció en las últimas horas a partir de su publicación oficial en el sitio de la institución.
AFP

viernes, 26 de julio de 2019

Carta abierta al gobernador Ricardo Chavarría.

Cuando veo a un adulto que lleva por nombre Ricardo, me recuerdo a mi querido abuelo materno Ricardo Samanamud Panana, a quien de estima sus compañeros de trabajo le decian Don Richard. Mi abuelo Ricardo trabajó dos décadas en el sector privado y luego casi treinta años en el sector público, específicamente, en el municipio de Huacho. Se jubiló a una edad prudencial a inicios del siglo XXI y con una trayectoria impecable. 
He escuchado, su discurso que dio gobernador Chavarria, el domingo en la plaza de Huacho, con motivo de los 17 años de la región Lima, y rescato del mismo cuando dijo que su gestión no tiene un tinte político, que quiere que lo midan por resultados y que no dará tregua a la corrupción. Han transcurrido 7 meses de su gestión y la ejecución presupuestal no es de las mejores en comparación con otras regiones. Cuando insiste en que lo evaluen por resultados, de seguro se acuerda de sus clases de gestión pública en la UP, pero ello, se extrella con una cruda realidad, y quizás es porque no cuenta con los cuadros técnicos solventes. 
Solo así, se explicaría que en 6 meses, ha cambiado tres veces de gerente general, director regional de educación, entre otros cargos. Cuando nos dice que su gestión no tiene tinte político, entonces porqué no convoca a sus contendores que tenian propuestas concretas y profesionales idóneos, por ejemplo: Osman Mancisidor tiene un plan en torno al sector salud e infraestructura o Jorge Koechlin que tiene una propuesta sobre el turismo vivencial y la agricultura, entre otros candidatos. De su plan de gobierno, me llamó la atención, su propuesta de un Sencico regional, no olvide ello, hágalo realidad.
Convoque a los colegios profesionales, por ejemplo, los CIP Huaura y Barranca, a las universidades de Cañete, Barranca y Huacho. Me permito, sugerirle que se reúna con los rectores de la alianza estratégica San Marcos, UNI y Agraria, y propóngales que lo apoyen con dos programas de becas de posgrado para profesores de colegios y jóvenes que deseen incursionar en la docencia universitaria. Feliz 17 aniversario de la región Lima provincias y le deseo éxitos en los 3 años y 5 meses que le queda de su gestión.

Att. 

Lic. Engels Ortiz Samanamud

lunes, 15 de julio de 2019

Universidad Garcilaso planea despedir personal y alquilar locales para sobrevivir



Se vienen despidos masivos en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV). Para revertir las pérdidas operativas que viene registrando desde hace cuatro
años, la universidad ha decidido desvincular alrededor de 400 empleados, entre administrativos, obreros y vigilantes. La medida —asegura Luis Miguel Sandoval, su director de economía— se hará efectiva a lo largo de este mes. Además, planea liberar algunos de sus locales para destinarlos a la renta inmobiliaria. Ambas decisiones, dice Sandoval, responden a las recomendaciones de una consultoría que encargó la universidad en los últimos meses.
Pero, además, ambas decisiones son tomadas con carácter de urgencia. “Vamos a ser frontales, tenemos que atacar nuestro problema de raíz. Porque si no, la universidad se cierra, incluso sin necesidad de que me lo diga la Sunedu“, afirma Sandoval. Aunque garantizar su sostenibilidad financiera es el principal reto de la universidad hoy, fuentes de Sunedu aseguraron a SEMANAeconómica que éste es apenas el primer paso para lograr licenciarse. La UIGV todavía tiene que revertir la situación de 19 indicadores evaluados inicialmente como “desfavorables” y fortalecer la de otros 13 “en riesgo”.
Esta revista conoció que el lunes 15 la Sunedu inició una serie de visitas a la universidad, destinadas a recabar información sobre los compromisos adquiridos por ésta en su plan de adecuación. Éste será uno de los últimos pasos para determinar si podrá seguir operando o no. La historia del licenciamiento de la UIGV parece estar llegando a su fin.

EL ORIGEN

La UIGV registra pérdidas netas desde el 2016, pero el panorama es aún más complicado al observar sus resultados operativos —que reflejan los flujos generados por el negocio en sí mismo—, en los que arrastra pérdidas desde el 2015. Adecuarse a la Ley Universitaria, promulgada en el 2014, supuso un golpe duro para sus finanzas. “Teníamos cursos online y cursos de actualización a nivel nacional. Ambos se cayeron [la nueva ley prohíbe los cursos 100% a distancia]”, explica Sandoval. El cierre de estas modalidades, además del recorte del año académico de tres a dos ciclos, hizo que su población estudiantil se redujera de 37,000 a 18,000 alumnos y que sus ingresos pasaran de S/243.9 millones en el 2015 a S/144.9 millones en el 2018.
Esta caída en la facturación —41% en tres años— desnudó la estructura de gestión de la universidad, y expuso problemas que antes quedaban cubiertos por los flujos de la educación a distancia. Uno de ellos es su abultado gasto de planilla, que Sandoval atribuye a que obreros, vigilantes y administrativos perciben sueldos muy por encima del promedio del mercado. “Antes los sindicatos pedían aumentos todos los años. Así llegaron a sueldos de entre S/5,000 y S/6,000 para un obrero”, detalla. Aunque los procesos en su contra han sido archivados, la Fiscalía sostuvo que el rector ganaba un sueldo mensual variable superior al millón de soles.
Otro problema fue el uso de recursos para actividades ajenas al coreeducativo, como el negocio de impresión. “Teníamos una imprenta con sobrecarga de trabajo y además tercerizábamos. Era un circuito que le generaba un forado a la universidad”, dice.
Al cierre del 2018, la UIGV registró S/27.6 millones en pasivos corrientes, de los cuales S/11.3 millones correspondieron a préstamos bancarios y S/8 millones a deudas con proveedores. Aunque Sandoval asegura que la deuda con los bancos es pagada siempre a tiempo —para no cerrarse las puertas del sistema financiero—, sí acepta haberse financiado con proveedores. “En proveedores es otro tema, hemos tenido que cortar todo y pagar poco a poco. Es lo lógico”.

DESPIDOS Y ALQUILERES

Los recortes no han sido suficientes para alcanzar la estabilidad. “Nunca atacamos la parte principal, que es el excedente de trabajadores. Tenemos 83 docentes ordinarios, pero 758 entre empleados, obreros y vigilantes. Hoy el 70% de la planilla es de estos empleados [no docentes]”, dice Sandoval. En el 2018, sólo los sueldos de administrativos ascendieron al 54% del gasto de personal, que totaliza S/106.3 millones. En consecuencia, la universidad ha tomado la decisión de despedir 400 empleados este mes. “Debió haber sido en junio, pero por el reportaje [realizado por Cuarto Poder], ya estarían afuera gritando. Julio será el mes clave”, afirma.
Sandoval asegura que el plan de despidos nace de las recomendaciones hechas por un estudio encargado antes de presentar el Plan de Adecuación a la Sunedu. “La consultora Fahsbender, que tiene experiencia con universidades ya licenciadas, recomienda desvincular progresivamente al personal obrero y administrativo cuyas funciones no añaden valor a la organización”, asegura. Fahsbender Consulting, con sede en Piura, lista entre sus clientes a la Universidad Nacional de Piura o la San Antonio Abad del Cusco. Esta revista se comunicó con su gerente general, Juan Carlos Fahsbender —hoy gerente para la Reconstrucción con Cambios en Piura—, quien detalló que el estudio fue elaborado por la consultora asociada a su firma Liliana Carrillo, pero a título personal.
“La desvinculación va a ser de acuerdo a ley. Ya hemos ido al Ministerio de Trabajo (MTPE) a demostrar financieramente cómo estamos. Las liquidaciones serán de alrededor de S/1 millón y se van a abonar de forma escalonada hasta fin de año”, explica Sandoval. Consultado al respecto, el MTPE aseguró que no posee registro de ningún proceso de este tipo para la UIGV. Finalmente, está el plan para reubicar la escuela de posgrado y la facultad de Educación al campus de la Av. Simón Bolívar, en Pueblo Libre, para liberar inmuebles que serán alquilados. “Educación está en un tremendo local de 90 aulas y sólo usa 14. Nos vamos a licenciar sólo sobre siete locales y una filial [Chincha], y todos los demás pasarán a ser alquilados”, dice Sandoval.

APENAS EL PRIMER PASO

Aunque su problema más urgente es el financiero, la UIGV todavía tiene un largo camino por recorrer para sobrevivir. “El informe inicial de Sunedu contempla 28 requerimientos para la universidad, y sólo unos cuantos están referidos a la sostenibilidad financiera”, contó a SEMANAeconómica una fuente vinculada al proceso de licenciamiento que pidió anonimato por tratarse de información reservada. Esto es especialmente complicado dado el ‘cuello de botella’ que genera la incertidumbre para las finanzas universitarias. “Los bancos ya no nos están prestando dinero. El caso Telesup despertó mucha suspicacia en el sector financiero y, aunque demostremos respaldo inmobiliario, dicen que no pueden darnos dinero hasta que tengamos la licencia. El alumno también retrae sus pagos”, dice Sandoval.
Uno de los problemas pendientes —según la fuente de Sunedu— está en la alta dirección de la universidad, al mando de la cual el rector Luis Cervantes Liñán lleva 15 años. De acuerdo a información a la que esta revista tuvo acceso, mientras el presupuesto para planilla de profesores contratados bajó de S/44 millones a S/20.5 millones y el de ordinarios, de S/27 millones a S/23.75 millones entre el 2015 y el 2018, la partida de profesores que son funcionarios fue la única que creció. Entre enero del 2015 y enero del 2018, el presupuesto mensual para sueldos de docentes ordinarios funcionarios aumentó S/200,000, hasta S/633,000, al contrario de la política de recorte expresada en el resto de la planilla.
En un proceso abierto en el 2013 ante la Corte Superior, la Fiscalía sostuvo que Cervantes Liñán percibió —a raíz de ‘bonos de producción’ que le fueron asignados— una remuneración declarada de S/1.7 millones en febrero del 2011, en mayo una de S/1.2 millones, en junio una de S/2.1 millones, y en septiembre del 2012 otra de S/1.2 millones. “El sueldo de S/2 millones del rector nunca existió, ni existe, ni va a existir. Lo que hubo fue un sinceramiento de beneficios sociales, vacaciones truncas, gratificaciones, todo adeudado. El pago se hizo una única vez”, argumenta Sandoval. El proceso mencionado fue archivado definitivamente en el 2015, debido a errores formales en la presentación de la apelación y al incumplimiento de plazos para rectificarlos.
En el 2014, la Comisión de Educación del Congreso, presidida por Daniel Mora, concluyó que Cervantes y su alta dirección habían recibido remuneraciones por S/215 millones en nueve años, y que el rector había cometido seis delitos, entre los que estaban fraude en la administración de persona jurídica, defraudación tributaria y lavado de activos. Este informe, sin embargo, fue declarado nulo por el juez Ricardo Chang Racuay, quien había obtenido una maestría en la UIGV y que en mayo fue detenido de forma preliminar por el caso Los Cuellos Blancos del Puerto.
Pero más allá de la cuantía de los sueldos, el problema está en el ‘copamiento’ político de los puestos de dirección, asegura la fuente de Sunedu. Ejemplo de ello es una resolución de junio pasado en la que la Asamblea Universitaria nombra como vicerrector al Consejo Universitario, que preside el propio Cervantes Liñán. Consultado sobre si, de cara a obtener el licenciamiento, el rector debería renunciar tras 15 años en el cargo, Sandoval alega que “la misma pregunta deberíamos hacerle al rector de la [Universidad] San Martín, José Antonio Chang [quien tiene 18 años en el cargo y su universidad ya está licenciada] o a Marcial Rubio [quien fue rector por nueve años de la PUCP, también licenciada]”.
SEMANAeconómica tomó conocimiento que el lunes 15 se inició una diligencia en los locales de la UIGV por parte de Sunedu para supervisar algunos de los compromisos adquiridos por la universidad en su Plan de Adecuación. Además de garantizar su sostenibilidad financiera, la universidad tendrá que demostrar avance en los 19 indicadores “desfavorables” y solidez en los 13 “en riesgo”. Su futuro —y el de sus 18,000 estudiantes— depende de ello.
Fuente: Semana Economica

viernes, 12 de julio de 2019

¿Regeneración o degeneración 30220?


Por Lic. Engels  A. Ortiz Samanamud

En 1983, le preguntaron al maestro Luis Alberto Sánchez, si la ley universitaria 23733 se oponía a la gratuidad de la enseñanza y acababa con la autonomía universitaria, a ello, Sánchez respondió que de ninguna manera y oponerse a que los decanos sean doctores es cretino, sentenció.
En 1996, el arquitecto Javier Sota Nadal, siendo rector de la UNI y presidente de la ANR, se refirió a la proliferación de universidades, puesto que de tener 8 universidades en la década del 50, ahora tenemos 60. Sota Nadal advirtió que podíamos estar frente a “CLAES universitarios”
En el 2014, el excongresista Daniel Mora Zevallos, denunció la existencia de universidades de dudosa calidad académica y las calificó de “universidades chicha”, dado que funcionaban en mercados y encima de chifas, siendo una burda estafa para miles de estudiantes.
Estando a dos años del bicentenario, somos cerca de 33 millones de peruanos y tenemos 144 universidades, mientras que Brasil supera los 200 millones de habitantes y tiene 204 universidades.
En Julio del 2014, se promulgó y publicó en el diario oficial El Peruano, la nueva ley universitaria 30220, que creó la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (SUNEDU), siendo una de sus funciones llevar a cabo el proceso de licenciamiento institucional de las universidades públicas y privadas.
Tras cumplirse 5 años de la ley 30220 tenemos 76 universidades licenciadas, 58 universidades por licenciarse y 10 universidades privadas con licenciamiento denegado; 865 mil universitarios están matriculados en las universidades licenciadas y 47 universidades tuvieron que cerrar 1188 carreras para poder licenciarse.  
La ley 30220 tuvo una modificación en su artículo 84, permitiendo que la edad límite para la cátedra universitaria sea de 75 años.
De las 76 universidades licenciadas se tiene que 10 universidades se han licenciado por un periodo de 10 años sin acogerse al Plan de Adecuación (PDA) y las 66 restantes se han licenciado por un periodo de 6 años y acogiéndose al PDA, gran parte de ellas.
El actual gobierno amplió el proceso de licenciamiento hasta fines de este año, por lo que a la fecha se tiene, 10 universidades con PDA aprobado, 35 universidades con PDA requerido, 5 universidades con verificación presencial y 8 universidades con revisión documentaria.
La ley 30220 al igual que la ley 23733 ordena que el salario de los catedráticos sea homologado con el sueldo de los magistrados del Poder Judicial, sin embargo, ello no se está cumpliendo.
En conclusión, considero que la ley 30220 ha generado cambios sustantivos en el sistema universitario peruano, sobre todo en las universidades públicas, por ejemplo, la elección universal ponderada de las autoridades. Asimismo, el próximo año, tendremos la primera generación de universitarios que obtengan su bachiller por media una tesina y su título profesional conociendo dos idiomas. El gobierno ha transferido recursos económicos adicionales al presupuesto ordinario a diversas universidades públicas que se han licenciado y cumplido metas como también ha transferido presupuestos extraordinarios para los catedráticos que se dediquen a la investigación.
Empero, la SUNEDU, ha sido muy permisiva con la creación del PDA permitiendo con ello la existencia de universidades que no realizan investigación.
Esperemos que el proceso de licenciamiento institucional concluya definitivamente en diciembre de este año y el próximo año se inicie el licenciamiento por especialidades y se le haga el debido seguimiento a las universidades licenciadas por un periodo de 6 años con PDA.