lunes, 15 de julio de 2019

Universidad Garcilaso planea despedir personal y alquilar locales para sobrevivir



Se vienen despidos masivos en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV). Para revertir las pérdidas operativas que viene registrando desde hace cuatro
años, la universidad ha decidido desvincular alrededor de 400 empleados, entre administrativos, obreros y vigilantes. La medida —asegura Luis Miguel Sandoval, su director de economía— se hará efectiva a lo largo de este mes. Además, planea liberar algunos de sus locales para destinarlos a la renta inmobiliaria. Ambas decisiones, dice Sandoval, responden a las recomendaciones de una consultoría que encargó la universidad en los últimos meses.
Pero, además, ambas decisiones son tomadas con carácter de urgencia. “Vamos a ser frontales, tenemos que atacar nuestro problema de raíz. Porque si no, la universidad se cierra, incluso sin necesidad de que me lo diga la Sunedu“, afirma Sandoval. Aunque garantizar su sostenibilidad financiera es el principal reto de la universidad hoy, fuentes de Sunedu aseguraron a SEMANAeconómica que éste es apenas el primer paso para lograr licenciarse. La UIGV todavía tiene que revertir la situación de 19 indicadores evaluados inicialmente como “desfavorables” y fortalecer la de otros 13 “en riesgo”.
Esta revista conoció que el lunes 15 la Sunedu inició una serie de visitas a la universidad, destinadas a recabar información sobre los compromisos adquiridos por ésta en su plan de adecuación. Éste será uno de los últimos pasos para determinar si podrá seguir operando o no. La historia del licenciamiento de la UIGV parece estar llegando a su fin.

EL ORIGEN

La UIGV registra pérdidas netas desde el 2016, pero el panorama es aún más complicado al observar sus resultados operativos —que reflejan los flujos generados por el negocio en sí mismo—, en los que arrastra pérdidas desde el 2015. Adecuarse a la Ley Universitaria, promulgada en el 2014, supuso un golpe duro para sus finanzas. “Teníamos cursos online y cursos de actualización a nivel nacional. Ambos se cayeron [la nueva ley prohíbe los cursos 100% a distancia]”, explica Sandoval. El cierre de estas modalidades, además del recorte del año académico de tres a dos ciclos, hizo que su población estudiantil se redujera de 37,000 a 18,000 alumnos y que sus ingresos pasaran de S/243.9 millones en el 2015 a S/144.9 millones en el 2018.
Esta caída en la facturación —41% en tres años— desnudó la estructura de gestión de la universidad, y expuso problemas que antes quedaban cubiertos por los flujos de la educación a distancia. Uno de ellos es su abultado gasto de planilla, que Sandoval atribuye a que obreros, vigilantes y administrativos perciben sueldos muy por encima del promedio del mercado. “Antes los sindicatos pedían aumentos todos los años. Así llegaron a sueldos de entre S/5,000 y S/6,000 para un obrero”, detalla. Aunque los procesos en su contra han sido archivados, la Fiscalía sostuvo que el rector ganaba un sueldo mensual variable superior al millón de soles.
Otro problema fue el uso de recursos para actividades ajenas al coreeducativo, como el negocio de impresión. “Teníamos una imprenta con sobrecarga de trabajo y además tercerizábamos. Era un circuito que le generaba un forado a la universidad”, dice.
Al cierre del 2018, la UIGV registró S/27.6 millones en pasivos corrientes, de los cuales S/11.3 millones correspondieron a préstamos bancarios y S/8 millones a deudas con proveedores. Aunque Sandoval asegura que la deuda con los bancos es pagada siempre a tiempo —para no cerrarse las puertas del sistema financiero—, sí acepta haberse financiado con proveedores. “En proveedores es otro tema, hemos tenido que cortar todo y pagar poco a poco. Es lo lógico”.

DESPIDOS Y ALQUILERES

Los recortes no han sido suficientes para alcanzar la estabilidad. “Nunca atacamos la parte principal, que es el excedente de trabajadores. Tenemos 83 docentes ordinarios, pero 758 entre empleados, obreros y vigilantes. Hoy el 70% de la planilla es de estos empleados [no docentes]”, dice Sandoval. En el 2018, sólo los sueldos de administrativos ascendieron al 54% del gasto de personal, que totaliza S/106.3 millones. En consecuencia, la universidad ha tomado la decisión de despedir 400 empleados este mes. “Debió haber sido en junio, pero por el reportaje [realizado por Cuarto Poder], ya estarían afuera gritando. Julio será el mes clave”, afirma.
Sandoval asegura que el plan de despidos nace de las recomendaciones hechas por un estudio encargado antes de presentar el Plan de Adecuación a la Sunedu. “La consultora Fahsbender, que tiene experiencia con universidades ya licenciadas, recomienda desvincular progresivamente al personal obrero y administrativo cuyas funciones no añaden valor a la organización”, asegura. Fahsbender Consulting, con sede en Piura, lista entre sus clientes a la Universidad Nacional de Piura o la San Antonio Abad del Cusco. Esta revista se comunicó con su gerente general, Juan Carlos Fahsbender —hoy gerente para la Reconstrucción con Cambios en Piura—, quien detalló que el estudio fue elaborado por la consultora asociada a su firma Liliana Carrillo, pero a título personal.
“La desvinculación va a ser de acuerdo a ley. Ya hemos ido al Ministerio de Trabajo (MTPE) a demostrar financieramente cómo estamos. Las liquidaciones serán de alrededor de S/1 millón y se van a abonar de forma escalonada hasta fin de año”, explica Sandoval. Consultado al respecto, el MTPE aseguró que no posee registro de ningún proceso de este tipo para la UIGV. Finalmente, está el plan para reubicar la escuela de posgrado y la facultad de Educación al campus de la Av. Simón Bolívar, en Pueblo Libre, para liberar inmuebles que serán alquilados. “Educación está en un tremendo local de 90 aulas y sólo usa 14. Nos vamos a licenciar sólo sobre siete locales y una filial [Chincha], y todos los demás pasarán a ser alquilados”, dice Sandoval.

APENAS EL PRIMER PASO

Aunque su problema más urgente es el financiero, la UIGV todavía tiene un largo camino por recorrer para sobrevivir. “El informe inicial de Sunedu contempla 28 requerimientos para la universidad, y sólo unos cuantos están referidos a la sostenibilidad financiera”, contó a SEMANAeconómica una fuente vinculada al proceso de licenciamiento que pidió anonimato por tratarse de información reservada. Esto es especialmente complicado dado el ‘cuello de botella’ que genera la incertidumbre para las finanzas universitarias. “Los bancos ya no nos están prestando dinero. El caso Telesup despertó mucha suspicacia en el sector financiero y, aunque demostremos respaldo inmobiliario, dicen que no pueden darnos dinero hasta que tengamos la licencia. El alumno también retrae sus pagos”, dice Sandoval.
Uno de los problemas pendientes —según la fuente de Sunedu— está en la alta dirección de la universidad, al mando de la cual el rector Luis Cervantes Liñán lleva 15 años. De acuerdo a información a la que esta revista tuvo acceso, mientras el presupuesto para planilla de profesores contratados bajó de S/44 millones a S/20.5 millones y el de ordinarios, de S/27 millones a S/23.75 millones entre el 2015 y el 2018, la partida de profesores que son funcionarios fue la única que creció. Entre enero del 2015 y enero del 2018, el presupuesto mensual para sueldos de docentes ordinarios funcionarios aumentó S/200,000, hasta S/633,000, al contrario de la política de recorte expresada en el resto de la planilla.
En un proceso abierto en el 2013 ante la Corte Superior, la Fiscalía sostuvo que Cervantes Liñán percibió —a raíz de ‘bonos de producción’ que le fueron asignados— una remuneración declarada de S/1.7 millones en febrero del 2011, en mayo una de S/1.2 millones, en junio una de S/2.1 millones, y en septiembre del 2012 otra de S/1.2 millones. “El sueldo de S/2 millones del rector nunca existió, ni existe, ni va a existir. Lo que hubo fue un sinceramiento de beneficios sociales, vacaciones truncas, gratificaciones, todo adeudado. El pago se hizo una única vez”, argumenta Sandoval. El proceso mencionado fue archivado definitivamente en el 2015, debido a errores formales en la presentación de la apelación y al incumplimiento de plazos para rectificarlos.
En el 2014, la Comisión de Educación del Congreso, presidida por Daniel Mora, concluyó que Cervantes y su alta dirección habían recibido remuneraciones por S/215 millones en nueve años, y que el rector había cometido seis delitos, entre los que estaban fraude en la administración de persona jurídica, defraudación tributaria y lavado de activos. Este informe, sin embargo, fue declarado nulo por el juez Ricardo Chang Racuay, quien había obtenido una maestría en la UIGV y que en mayo fue detenido de forma preliminar por el caso Los Cuellos Blancos del Puerto.
Pero más allá de la cuantía de los sueldos, el problema está en el ‘copamiento’ político de los puestos de dirección, asegura la fuente de Sunedu. Ejemplo de ello es una resolución de junio pasado en la que la Asamblea Universitaria nombra como vicerrector al Consejo Universitario, que preside el propio Cervantes Liñán. Consultado sobre si, de cara a obtener el licenciamiento, el rector debería renunciar tras 15 años en el cargo, Sandoval alega que “la misma pregunta deberíamos hacerle al rector de la [Universidad] San Martín, José Antonio Chang [quien tiene 18 años en el cargo y su universidad ya está licenciada] o a Marcial Rubio [quien fue rector por nueve años de la PUCP, también licenciada]”.
SEMANAeconómica tomó conocimiento que el lunes 15 se inició una diligencia en los locales de la UIGV por parte de Sunedu para supervisar algunos de los compromisos adquiridos por la universidad en su Plan de Adecuación. Además de garantizar su sostenibilidad financiera, la universidad tendrá que demostrar avance en los 19 indicadores “desfavorables” y solidez en los 13 “en riesgo”. Su futuro —y el de sus 18,000 estudiantes— depende de ello.
Fuente: Semana Economica

viernes, 12 de julio de 2019

¿Regeneración o degeneración 30220?


Por Lic. Engels  A. Ortiz Samanamud

En 1983, le preguntaron al maestro Luis Alberto Sánchez, si la ley universitaria 23733 se oponía a la gratuidad de la enseñanza y acababa con la autonomía universitaria, a ello, Sánchez respondió que de ninguna manera y oponerse a que los decanos sean doctores es cretino, sentenció.
En 1996, el arquitecto Javier Sota Nadal, siendo rector de la UNI y presidente de la ANR, se refirió a la proliferación de universidades, puesto que de tener 8 universidades en la década del 50, ahora tenemos 60. Sota Nadal advirtió que podíamos estar frente a “CLAES universitarios”
En el 2014, el excongresista Daniel Mora Zevallos, denunció la existencia de universidades de dudosa calidad académica y las calificó de “universidades chicha”, dado que funcionaban en mercados y encima de chifas, siendo una burda estafa para miles de estudiantes.
Estando a dos años del bicentenario, somos cerca de 33 millones de peruanos y tenemos 144 universidades, mientras que Brasil supera los 200 millones de habitantes y tiene 204 universidades.
En Julio del 2014, se promulgó y publicó en el diario oficial El Peruano, la nueva ley universitaria 30220, que creó la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (SUNEDU), siendo una de sus funciones llevar a cabo el proceso de licenciamiento institucional de las universidades públicas y privadas.
Tras cumplirse 5 años de la ley 30220 tenemos 76 universidades licenciadas, 58 universidades por licenciarse y 10 universidades privadas con licenciamiento denegado; 865 mil universitarios están matriculados en las universidades licenciadas y 47 universidades tuvieron que cerrar 1188 carreras para poder licenciarse.  
La ley 30220 tuvo una modificación en su artículo 84, permitiendo que la edad límite para la cátedra universitaria sea de 75 años.
De las 76 universidades licenciadas se tiene que 10 universidades se han licenciado por un periodo de 10 años sin acogerse al Plan de Adecuación (PDA) y las 66 restantes se han licenciado por un periodo de 6 años y acogiéndose al PDA, gran parte de ellas.
El actual gobierno amplió el proceso de licenciamiento hasta fines de este año, por lo que a la fecha se tiene, 10 universidades con PDA aprobado, 35 universidades con PDA requerido, 5 universidades con verificación presencial y 8 universidades con revisión documentaria.
La ley 30220 al igual que la ley 23733 ordena que el salario de los catedráticos sea homologado con el sueldo de los magistrados del Poder Judicial, sin embargo, ello no se está cumpliendo.
En conclusión, considero que la ley 30220 ha generado cambios sustantivos en el sistema universitario peruano, sobre todo en las universidades públicas, por ejemplo, la elección universal ponderada de las autoridades. Asimismo, el próximo año, tendremos la primera generación de universitarios que obtengan su bachiller por media una tesina y su título profesional conociendo dos idiomas. El gobierno ha transferido recursos económicos adicionales al presupuesto ordinario a diversas universidades públicas que se han licenciado y cumplido metas como también ha transferido presupuestos extraordinarios para los catedráticos que se dediquen a la investigación.
Empero, la SUNEDU, ha sido muy permisiva con la creación del PDA permitiendo con ello la existencia de universidades que no realizan investigación.
Esperemos que el proceso de licenciamiento institucional concluya definitivamente en diciembre de este año y el próximo año se inicie el licenciamiento por especialidades y se le haga el debido seguimiento a las universidades licenciadas por un periodo de 6 años con PDA.

martes, 9 de julio de 2019

Se puso fin al litigio entre la PUCP y el Arzobispado de Lima

Hoy, lunes 8 de julio, el Dr. Carlos Garatea Grau asumió el rectorado de nuestra Universidad para el periodo 2019-2024. Esta nueva gestión también es integrada por la primera vicerrectora Dra. Cristina del Mastro, en el Vicerrectorado académico; el Dr. Aldo Panfichi, como segundo vicerrector, en el Vicerrectorado de Investigación; y el Dr. Domingo González, como tercer vicerrector, en el Vicerrectorado Administrativo.
En la ceremonia de renovación del rectorado, que se realizó en el Auditorio de Derecho, participaron los representantes de la Iglesia, su Eminencia Reverendísima Giuseppe Cardenal Versaldi, Gran Canciller de la PUCP; el Excelentísimo Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico de su Santidad el Papa Francisco; el Excelentísimo Monseñor Miguel Cabrejos, Vice-Gran Canciller de la PUCP; su Eminencia Reverendísima Pedro Cardenal Barreto; el Excelentísimo Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado del Perú; el Excelentísimo Monseñor Salvador Piñeiro, Arzobispo de Ayacucho; el Excelentísimo Monseñor Robert Prevost, Obispo de Chiclayo; y el R.P. Gustavo Gutiérrez.
También estuvieron presentes el Dr. Efraín Gonzales de Olarte, rector pro tempore saliente; el Dr. Salomón Lerner Febres, rector emérito; el Dr. Hugo Sarabia, el Ing. Luis Guzmán Barrón y el Dr. Marcial Rubio Correa, exrectores de nuestra casa de estudios. Asimismo, nos acompañaron autoridades académicas de la Universidad del Pacífico, Universidad Peruana Cayetano Heredia y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.
De acuerdo con el protocolo, la ceremonia de renovación del rectorado se inició con una paraliturgia oficiada por Monseñor Salvador Piñeiro, quien dio la bendición a nuestras nuevas autoridades. Posteriormente, el Dr. Garatea reafirmó su compromiso católico en el acto de profesión de fe.

Renovación de rectorado

En su discurso, el Dr. Gonzales de Olarte, hizo un recuento de los seis meses en los que asumió la conducción de nuestra Universidad. “Cuiden su alma mater, estén orgullosos de ella, y herédenla, háganla crecer”, pidió a los alumnos de la PUCP.
Uno de los anuncios más importantes –mencionado por el Dr. Gonzales de Olarte y el Arzobispo Castillo– fue el cese de los juicios entre la PUCP y el Arzobispado de Lima por el legado de José de la Riva Agüero, benefactor de nuestra Universidad, hecho que propició la ovación de la concurrencia en el Auditorio de Derecho.
“Felicito al nuevo equipo rectoral, le expreso mi respeto y confianza. Sabrán hacer una gestión exitosa y deseo que puedan contar con el apoyo de toda la comunidad, pues nuestra Universidad lo necesita. Al cumplirse el rectorado pro tempore que se me encomendó, puedo decir misión cumplida”, añadió el rector pro tempore saliente, momentos antes de imponer la medalla de rector al Dr. Garatea.
Por su parte, en su primer discurso como rector, el Dr. Garatea recordó las clases del Dr. Luis Jaime Cisneros, a quien evocó como maestro y mentor, sobre todo en el arte del diálogo y la escucha.
“Cuando hablamos de la PUCP hablamos de una universidad peruana. `De la PUCP al Perú y del Perú a la PUCP´. Hay más en ese título que un simple ida y vuelta de palabras. Señala una responsabilidad y un deber institucional con nuestra cultura, con nuestra historia y con una sociedad en la que existe una inmensa cantidad de personas marginadas, vulnerables, anhelantes, que sobreviven con la esperanza de un mañana mejor. La PUCP debe responder y plantearse la tarea real, no retórica ni la enunciada para cumplir con el protocolo, de contribuir con el desarrollo de un país, donde la justicia y la equidad sean el pan de cada día y no la excepción”, señaló el nuevo rector. Asimismo, adelantó algunas de las medidas que se tomarán en sus primeros días de gestión, entre ellas fomentar el diálogo a través de reuniones continuas con docentes, estudiantes y otros representantes de nuestra comunidad. “Una universidad que no dialoga no es universidad”, aseveró.

Primera vicerrectora académica

Cabe destacar que, en su calidad de primera vicerrectora académica, la Dra. Cristina del Mastro es la mujer que ha ocupado el cargo más alto hasta la fecha en la PUCP. “No ha sido un camino fácil, como mujer ha significado esfuerzo, trabajo y entrega. Como primera vicerrectora académica mujer y educadora de la PUCP, me encuentro comprometida con los retos y tareas que debemos asumir para poder mantener nuestra excelencia académica, así como los valores que caracterizan a nuestra comunidad: ser plural, inclusiva y democrática”, señaló en su discurso y agradeció a sus maestros, colegas, estudiantes y familiares por la confianza depositada.
La ceremonia concluyó con la participación de nuestro Gran Canciller, quien entregó al Dr. Garatea el documento de Confirmación de Rector por la Congregación para la Educación Católica del Vaticano.

lunes, 17 de junio de 2019

Envidio a los iqueños


Por Engels Ortiz Samanamud

He apreciado con sana envidia como un pueblo fervoroso cumple su sueño de retornar a su santo patrón a su reconstruida Iglesia del Señor de Luren, que se destruyera con el terremoto de agosto del 2007 en Ica.
Hubo un concurso para hacer un nuevo diseño pero el pueblo iqueño  exigió que se construyera el templo tal cual, basado en lo que quedó en pie, y para ello su alcalde de aquel entonces, convocó a la empresa Shougang para que por la modalidad obra por impuesto se encargara del financiamiento que ascendía a S/ 36 millones.
En octubre de 1966, un terremoto azoló Huacho, y, a consecuencia de ello, la iglesia Matriz colapsó, por eso fue demolida y luego se construyó una nueva Iglesia Catedral cuyo diseño estuvo a cargo del prestigiado arquitecto Jose García Bryce.
Quizás, el pueblo huachano debió unirse, y como los iqueños exigir que se construya la Iglesia Matriz, ello no ocurrió, tal vez por falta de recursos o  otras prioridades.
Pasaron los años y los huachanos se acostumbraron al nuevo diseño de la Iglesia Catedral, empero, en el 2010, el obispo Santarsiero por decisión propia construyó un frontis alusivo a la fachada de la otrora iglesia Matriz.
Esa acción del obispo Santarsiero mereció la enérgica protesta del reconocido arquitecto Frederick Cooper en defensa del proyecto arquitectónico de su colega Garcia Bryce.
El arquitecto Cooper calificó de burda y ridícula la construcción de ese nuevo frontis, en un artículo que se publicó en La Republica titulado: Atentado Cultural a Huacho.
Hago un llamado a las actuales autoridades para que no esperen que suceda un terremoto y se destruyan nuestro Casino Huacho y la Casa Pitaluga.
Felicito al pueblo iqueño por su fe católica, unidad y firmeza en la defensa de su patrimonio cultural y arquitectónico.

martes, 11 de junio de 2019

Sunedu: la lista completa de universidades que son evaluadas para licenciamiento

Del total, 13 se encuentran en Revisión documentaria, 6 en Verificación presencial, a 37 se les ha pedido un Plan de Adecuación y 10 de ellas ya tienen Plan de Adecuación aprobado.

Son sesenta y seis universidades públicas y privadas del Perú que están actualmente bajo evaluación de la Sunedu para determinar si cumplen las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) requeridas por la Ley Universitaria y lograr el licenciamiento institucional que les permita continuar funcionando, de lo contrario tendría que cerrar.
“Este grupo de universidades se encuentra en diferentes etapas del proceso. Algunas han iniciado hace mucho tiempo, otras no tanto. Sin embargo, algunas también se encuentran en la etapa casi final”, dijo Martín Benavides, titular de la Sunedu, a Andina.
En cuanto a las universidades con licencia denegada, tienen derecho a presentar una reconsideración, pero si el consejo directivo de la Sunedu vuelve a rechazar su licenciamiento deben iniciar un proceso de cierre ordenado que debe durar como máximo dos años.
De las 66 universidades que están en evaluación, 13 se encuentran en Revisión documentaria, 6 están en Verificación presencial de sus CBC, a 37 se les ha pedido un Plan de Adecuación y 10 de ellas ya tienen un Plan de Adecuación aprobado, con lo cual estas últimas se encuentran más cerca de obtener licenciamiento.
Fuente. America tv

jueves, 6 de junio de 2019

Alas Peruanas también tiene pared falsa al mismo estilo de Telesup

Otra más!, universidad Alas Peruanas también tiene pared falsa para simular un edificio más alto
Tal parece que la denuncia contra la universidad Telesup por instalar una falsa pared que simulaba un edificio de siete pisos en su local de la avenida Próceres, en San Juan de Lurigancho, no es el único caso.

La universidad Alas Peruanas también ha empleado el mismo recurso en su local de la cuadra 11 de la avenida San Felipe, en Jesús María. Esta estructura, según se observa en las imágenes de Perú21, adiciona un inexistente piso a la construcción original.
Desde una imagen aérea se puede ver cómo unos ventanales, similares a los colocados en los pisos inferiores, dan la impresión de ser la continuación de la edificación, pero al observar la parte posterior se aprecia que es solo un cascarón.

Tras ser cuestionados por esta situación, voceros de Telesup respondió, en su momento, asegurando que ese trataba de una maqueta publicitaria.
Perú21 intentó comunicarse con la oficina de Relaciones Públicas de la universidad Alas Peruanas para que den su versión sobre este caso, pero no respondieron nuestras reiteradas llamadas.
Fuente: Peru21

martes, 4 de junio de 2019

¿Suicidio o accidente? Estudiante cae desde octavo piso de universidad privada en el Cercado de Lima


Un joven, al parecer estudiante de Medicina, murió al caer del octavo piso de la universidad privada ‘Norbert Wiener’ , en Cercado de Lima. La policía investiga si se trató de un suicidio o un accidente. 

Agentes de seguridad de la casa de estudios, de la cuadra 4 de la avenida Arequipa, urbanización Santa Beatriz, encontraron el cuerpo en el sótano a la medianoche. La víctima estaba boca abajo.

“A esa hora ya no había alumnos. Al parecer se quedó escondido en algún salón o pasadizo”, dijo un efectivo.


Fuente: Trome

miércoles, 15 de mayo de 2019

Universidades públicas: solo quedan 15 sin licenciamiento

Avance. En solo un año, la cifra de centros estatales licenciados se triplicó y ya hay 34. Faltan VillarrealLa Cantuta, Callao y otras.

En solo un año, de mayo del 2018 a mayo del 2019, el número de universidades públicas con licenciamiento institucional se triplicó, pasando de 11 a 34 locales a nivel nacional. Este avance, para la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria(Sunedu), es importante porque demuestra que hoy se viene mejorando la calidad en estas instituciones, tanto en infraestructura, equipamiento, como en gestión y profesores.
Sin embargo, aún falta que consigan esta autorización otras 15 universidades estatales que deben cumplir con las exigencias de la Sunedu hasta antes de diciembre próximo, cuando se termine el plazo para obtener el licenciamiento.
Entre ellas figuran cuatro que en enero del 2016 tuvieron rectores "rebeldes a la Ley Universitaria", lo que complicó su situación. Estas son la Universidad Nacional Federico Villarreal y la Enrique Guzmán y Valle-La Cantuta, (ambas con Plan de Adecuación aprobado); así como la San Luis Gonzaga de Ica y la Micaela Bastidas de Apurímac (ambas con Plan de Adecuación requerido).
Según la Sunedu, entre los problemas de las universidades públicas figuran las vinculadas a la gestión administrativa fragmentada, que genera ineficacia e ineficiencia; así como a las dificultades para la incorporación y evaluación de docentes. "En las regiones (alejadas) no se cuenta con oferta disponible de personas con los grados exigidos (maestría) que busquen incorporarse a la docencia pública", explicó –en una reciente entrevista con La República– el jefe de Sunedu, Martín Benavides.
Esto sucede, por ejemplo, en la Universidad Nacional Agraria de la Selva, de Huánuco; la Daniel Alcides Carrión, de Pasco; y la de Tumbes (las tres con Plan de Adecuación aprobado); así como en la Intercultural de Quillabamba, de Cusco (en etapa de Verificación Presencial); la Amazónica de Madre de Dios; la Hermilio Valdizán de Huánuco y la de Huancavelica (en etapa de Revisión Documentaria).

Cierre de filiales

Otra deficiencia que retrasa el avance de las universidades estatales es la existencia de filiales y locales que fueron creados por presiones políticas y sociales en estos últimos años, pero que no cumplen con las condiciones básicas de calidad.
Este es el caso de la Universidad Nacional del Callao, cuya filial de Cañete ha tenido que ser cerrada porque no cuenta con un local adecuado, lo que ha ocasionado una fuerte resistencia de miles de estudiantes de esa zona, al sur de Lima.
La lista de 15 universidades aún sin licenciamiento se completa con la Pedro Ruiz Gallo, de Lambayeque; la Faustino Sánchez Carrión, de Huacho; y la Ciro Alegría, de La Libertad.
Se debe indicar que, según la Sunedu, esta última tiene una Revisión Documentaria desfavorable, por lo que podrá iniciar un nuevo proceso de licenciamiento transcurrido un año de la notificación del informe.
La Universidad Nacional Ciro Alegría es una de las 16 públicas creadas en el segundo gobierno de Alan García. Esta aún no funciona por problemas.
Fuente: La Republica

martes, 7 de mayo de 2019

¿De qué universidades egresan los profesores peor pagados?

Los egresados de la carrera de Educación y sus diferentes especialidades, reciben las remuneraciones más bajas del país, de acuerdo con los datos del portal Ponte en Carrera del Minedu,

Los profesionales en educación tienen los peores sueldos del país, de acuerdo con el portal Ponte en Carrera. Sin embargo, los salarios de los docentes varían de acuerdo con la especialidad y la regiónen la que desempeñen su carrera.
Desde marzo la remuneración de los docentes públicos incrementó en S/100, teniendo así un salario mensual de S/2,100 aproximadamente. Sin embargo, según los cálculos del portal del Ministerio de Educación el sueldo de los profesores oscila entre S/1,000 y S/2,800.
Los docentes que estudiaron en la Universidad Nacional de Trujillo registran los sueldos más bajos, con ingresos de S/1,074 aproximadamente.
Les siguen los egresados de la Universidad Nacional de La Amazonía Peruana, la Universidad Peruana Los Andes y Universidad Nacional del Santa, con ingresos mensuales de S/1,116, S/1,192 y S/1,195, respectivamente.  
La mayoría de las universidades que conforman la lista tiene su sede principal en provincias. Solo tres de las instituciones de educación superior se encuentran en Lima.  A continuación, el ranking:
Fuente: RPP

La UNP se desiste de 56 programas y cierra 7 filiales

Otorgan Licencia Institucional a la Universidad Nacional de Piura para ofrecer el servicio educativo superior universitario en su sede

RESOLUCIÓN DEL CONSEJO DIRECTIVO

Nº 058-2019-SUNEDU/CD

Lima, 6 de mayo de 2019
VISTOS:
La Solicitud de licenciamiento institucional (en adelante, SLI) con Registro de trámite documentario Nº 26869-2016-SUNEDU-TD, presentada el 14 de octubre de 2016 por la Universidad Nacional de Piura1 (en adelante, la Universidad), el Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019-SUNEDU-02-12 de la Dirección de Licenciamiento (en adelante, Dilic); y el Informe legal Nº 285-2019-SUNEDU-03-06 de la Oficina de Asesoría Jurídica.
CONSIDERANDO:
I. Antecedentes
Según lo establecido en el artículo 13 de la Ley Nº 30220, Ley Universitaria (en adelante, Ley Universitaria), el licenciamiento es el procedimiento administrativo que tiene como objetivo verificar el cumplimiento de las Condiciones Básicas de Calidad (en adelante, CBC) para ofrecer el servicio educativo superior universitario y autorizar su funcionamiento.
Los numerales 15.1 y 19.3 de los artículos 15 y 19 de la citada ley, establecen como una de las funciones de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (en adelante, Sunedu), atribuida al Consejo Directivo, aprobar o denegar las solicitudes de licenciamiento de universidades.
Mediante Resolución Nº 006-2015-SUNEDU/CD, el Consejo Directivo de la Sunedu aprobó el “Modelo de Licenciamiento y su implementación en el Sistema Universitario Peruano” (en adelante, el Modelo), que contiene: el Modelo de Licenciamiento Institucional, las CBC, el Plan de Implementación Progresiva del Proceso de Licenciamiento y el Cronograma - Solicitud de Licenciamiento Institucional2.
El 14 de octubre de 2016, la Universidad presentó su SLI, adjuntando la documentación exigida, de acuerdo a lo dispuesto en el Reglamento del procedimiento de licenciamiento institucional para universidades públicas o privadas con autorización provisional o definitiva, aprobado por Resolución del Consejo Directivo Nº 007-2015-SUNEDU/CD3, vigente a dicha fecha.
La Dilic efectuó observaciones a la SLI presentada por la Universidad a través del Informe Nº 183-2016-SUNEDU/DILIC-EV del 20 de diciembre de 2016. El mismo que fue notificado a la Universidad el 20 de enero de 2017 mediante Oficio Nº 024-2017/SUNEDU-02-12, requiriéndose la presentación de información para la subsanación de las observaciones formuladas, en un plazo de diez (10) días hábiles.
Mediante Oficio Nº 213-2013-R-UNP-2017 del 3 de febrero de 2017, la Universidad solicitó la ampliación del plazo otorgado para el levantamiento de observaciones recaídas en su SLI, la cual fue otorgada mediante Oficio Nº 071-2017/SUNEDU-02-12 notificado el 15 de febrero de 2017.
Con Oficio s/n del 13 de marzo de 2017 (RTD Nº 6291), la Universidad presentó documentación con el objetivo de levantar las observaciones realizadas en el marco del procedimiento de licenciamiento institucional.
El 14 de marzo de 2017 se publicó en el Diario Oficial “El Peruano” la Resolución del Consejo Directivo Nº 008-2017-SUNEDU/CD, que aprobó las “Medidas de simplificación administrativa para el licenciamiento Institucional” y el “Reglamento del procedimiento de licenciamiento institucional” (en adelante, el Reglamento de Licenciamiento), dejando sin efecto los indicadores 16, 18, 25 y 26 del Anexo Nº 2 del Modelo. Asimismo, la referida resolución dejó sin efecto parcialmente el indicador 19 respecto al requerimiento del Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo y determinó que los indicadores 21, 22, 23 y 24 del Anexo Nº 2 del Modelo sean evaluados en la etapa de verificación presencial, una vez que la Universidad cuente con una opinión favorable.
Posteriormente, mediante Oficio Nº 3546-R-2017 del 8 de septiembre de 2017 la Universidad presentó información complementaria a su SLI. En atención a este documento, mediante Oficio Nº 637-2017/SUNEDU-02-12 del 18 de septiembre de 2017, la Dilic comunicó a la Universidad la suspensión del cómputo del plazo del procedimiento, conforme con lo establecido en el literal c) del artículo 10 del Reglamento de Licenciamiento4.
El 8 de enero de 2018, mediante Oficio Nº 042-UNP-RECTORADO, la Universidad presentó información complementaria para la subsanación de las observaciones realizadas a su SLI. Respecto de esta última información presentada, mediante Oficio Nº 028-2018/SUNEDU-02-12 del 15 de enero de 2018, la Dilic comunicó a la Universidad la suspensión del cómputo del plazo del procedimiento, conforme con lo establecido en el literal c) del artículo 10 del Reglamento de Licenciamiento; anteriormente citado.
El 30 de abril de 2018, mediante Oficios Nº 684-R-UNP-2018 y Nº 686-R-UNP-2018, la Universidad presentó información adicional en el marco de su SLI.
Mediante Oficio Nº 1916-UNP-RECTORADO-2018 del 26 de julio de 2018, la Universidad presentó información complementaria, así mismo remitió la Resolución de Asamblea Universitaria Transitoria Nº 006-AUT-UNP-2018 del 20 de julio de 2018, mediante la cual se desistió de las filiales de Chulucanas, Ayabaca y Huancabamba.
Posteriormente el 6 de agosto, 14 y 28 de septiembre de 2018 mediante Oficios Nº 1954-UNP-RECTORADO-2018, 2243-R-UNP-2018 y Nº 2403-R-2018/UNP, respectivamente, la Universidad presentó información complementaria.
El 5 de octubre de 2018, mediante el Oficio Nº 707-2018/SUNEDU-02-12, se notificó a la Universidad la Resolución de trámite Nº 6 del 4 de octubre de 2018, por la cual se decidió llevar a cabo una Diligencia de Actuación Probatoria (en adelante, DAP) del 16 al 19 de octubre de 2018, en el local de la sede y filiales de la Universidad, ubicados en carretera Caserío Miraflores s/n (distrito de Castilla, provincia y departamento de Piura); Carretera Tambogrande Km 6 Cas. Cieneguillo (distrito y provincia de Sullana, departamento de Piura); Jirón Zanjón S/N y Calle San Rafael – Jr. Mercado y calle Loreto (distrito y provincia de Paita, departamento de Piura); y Av. A-514 Talara Alta (distrito y provincia de Talara, departamento de Piura); con la finalidad de recabar medios probatorios sobre las CBC.
Los días 16, 17, 18 y 19 de octubre de 2018 se desarrolló la DAP, durante la cual se recabaron medios probatorios adicionales para el cumplimiento de las CBC III y VI.
Mediante Oficios Nº 2762-UNP-RECTORADO-2018 y 2763-UNP-RECTORADO-2018 del 9 de noviembre de 2018, la Universidad presentó información adicional a la recabada durante la DAP respecto de las CBC I, II, III, IV, V, VI y VII.
El 16 de noviembre de 2018, mediante Oficios Nº 2864-UNP-RECTORADO-2018 y Nº2865-UNP-RECTORADO-2018, la Universidad presentó información relacionada al cierre definitivo y desistimiento de sus siete (7) filiales ubicadas en Sullana, Paita, Chulucanas, Sechura, Talara, Huancabamba y Ayabaca; y al Plan de Uso de Recursos. Mediante Memorando Nº 1022-2018/SUNEDU-02-12 del 20 de noviembre de 2018, la información relacionada al cierre definitivo de sus filiales es remitida a la Dirección de Supervisión de la Sunedu, a fin de que la citada dirección actúe de acuerdo sus competencias.
Mediante Oficio Nº 2917-RECTORADO-UNP-2018 del 22 de noviembre de 2018 y Cartas s/n del 2 y 4 de febrero de 2019 (RTD Nº 4858, Nº 4859 y Nº 4936), la Universidad presentó información complementaria para la subsanación de las observaciones a su SLI.
El 5 de febrero de 2019, mediante Oficio Nº 143-VR.ACAD.-UNP-2019, la Universidad remitió su Estatuto y modificaciones.
Mediante Oficios Nº 622-RECTORADO-UNP-2019, 750-RECTORADO-UNP-2019, 765-RECTORADO-UNP-2019 y 940-RECTORADO-UNP-2019 del 22 de febrero; 6, 7 y 18 de marzo de 2019, respectivamente, la Universidad presentó información complementaria.
El 20 de marzo de 2019 la Dilic, emitió el Informe de revisión documentaria Nº 046-2019-SUNEDU/DILIC-EV, con resultado favorable, luego de lo cual, mediante Oficio Nº 099-2019/SUNEDU-02-12 del 25 de marzo de 2019, se comunicó a la Universidad el resultado favorable de la etapa de revisión documentaria y el inicio de la etapa de verificación presencial con las fechas programadas para la realización de la misma, así como la conformación de la Comisión de Verificación a cargo.
Mediante Oficio Nº 1027-RECTORADO-2019 del 25 de marzo de 2019, la Universidad comunicó su conformidad con las fechas programadas para la realización de la visita de verificación presencial, así como la relación de los funcionarios y personal profesional que facilitaría la información y el acceso a los ambientes de la Universidad.
Los días 1 al 5 de abril de 2019 se realizó la visita de verificación presencial en la sede de la Universidad; recabándose información complementaria y actualizada.
Mediante Oficio Nº 1178-RECTORADO-UNP-2019 del 10 de abril de 2019, la Universidad presentó información adicional.
El 15 de abril de 2019 se emitió el Informe de verificación presencial Nº 058-2019-SUNEDU-DILIC-EV, el cual concluyó con resultado favorable, en tanto se verificó el cumplimiento de las CBC.
El 16 de abril de 2019, la Dilic emitió el Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019-SUNEDU-02-12 con resultado favorable, con lo que se inició la tercera etapa del procedimiento de licenciamiento.
II. Cuestiones previas
2.1. Desistimiento de la oferta académica
La Universidad, mediante Resolución de Asamblea Universitaria Transitoria Nº 002-AUT-UNP-2019 del 2 de abril de 2019, aprobó el desistimiento de cincuenta y cuatro (54) programas de estudios: veinte (20) programas de pregrado5, veintidós (22) de posgrado6 y doce (12) de segunda especialidad7, los cuales fueron declarados para efectos de grados y títulos. Adicionalmente, mediante Resoluciones de Asamblea Universitaria Transitoria Nº 014-AUT-UNP-2018 y Nº 001-AUT-UNP-2019 del 14 de noviembre de 2018 y 2 de abril de 2019, respectivamente; la Universidad se desistió de dos (2) programas de maestría8, los cuales no contaban con estudiantes.
Asimismo, la Universidad contaba con siete (7) filiales ubicadas en los distritos de Chulucanas, Ayabaca, Huancabamba, Sechura, Sullana, Talara y Paita, para las cuales se celebraron convenios de cesión en uso con los respectivos municipios distritales. Sin embargo, la Universidad definió el cierre voluntario de estas filiales. En tal sentido, mediante Resoluciones de Asamblea Universitaria Transitoria Nº 006-AUT-UNP-2018 y Nº 010-AUT-UNP-2018, del 20 de julio y 14 de noviembre de 2018, respectivamente, la Universidad formalizó el desistimiento de las filiales ubicadas en los distritos de Chulucanas, Ayabaca, Huancabamba, Sechura, Sullana, Talara y Paita; y, dispuso la reubicación de todos los estudiantes de dichas filiales a su sede9.
Conforme al artículo 200 del Texto Único Ordenado de la Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobado por Decreto Supremo Nº 004-2019-JUS (en adelante, TUO de la LPAG), el desistimiento debe ser formulado de manera expresa y señalando su contenido y alcance, se puede efectuar en cualquier momento del procedimiento, antes que se notifique la resolución que agote la vía administrativa; y, será la autoridad competente quien lo acepte de plano.
De acuerdo al numeral 200.7 del artículo 200 del TUO de la LPAG, se ha evidenciado que con el desistimiento no se afecta intereses de terceros ni el interés general, por lo que los actos de desistimiento formulados por la Universidad, respecto de los programas académicos y de las filiales antes mencionadas son procedentes.
En tal sentido, de conformidad con el numeral 200.6 el artículo 200 del TUO de la LPAG, corresponde aceptar el desistimiento de dichos programas y filiales, declarándose concluido el procedimiento en dicho extremo.
2.2. Cambio de denominación en la oferta académica
Durante el procedimiento de licenciamiento institucional, la Universidad presentó las Resoluciones de Consejo Universitario Nº 420-CU-2016 del 30 de junio de 2016, Nº 559-CU-2016 del 11 de agosto de 2016, Nº 594-CU-2016 del 14 de setiembre de 2016, Nº 677-CU-2016 y Nº 679-CU-2016 del 3 de octubre de 2016, Nº 534-A-CU-2017 del 20 de noviembre de 2017 y Nº 572-CU-2018 del 26 de octubre de 2018; mediante las cuales resolvió aprobar el cambio y/o rectificación de la denominación de once (11) programas de estudio de posgrado conducentes al grado académico de maestro y doctor.
De acuerdo a lo manifestado por la Universidad, los cambios se realizaron con la finalidad de actualizar y/o rectificar la denominación de los programas con los que fueron inicialmente creados. El detalle de estos once (11) programas se encuentra en la Tabla Nº 3 del Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019-SUNEDU-02-12.
De la evaluación se advierte que, el cambio y/o rectificación de la denominación de los once (11) programas de estudio fueron aprobados por el Consejo Universitario.
En atención a lo señalado, resulta pertinente reconocer el cambio y/o rectificación de denominación de los once (11) programas de posgrado realizado por la Universidad.
III. Sobre el Informe técnico de licenciamiento
El Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019- SUNEDU-02-12 contiene la evaluación integral del cumplimiento de las CBC, valorándose la pertinencia de la oferta académica existente, la consistencia de la gestión institucional estratégica y la política de calidad, la sostenibilidad de la carrera docente, la consistencia de la política de investigación, la sostenibilidad de la infraestructura y equipamiento, la consistencia de acciones de seguimiento al estudiante y egresado, y la consistencia de la política de bienestar.
Asimismo, desarrolla el análisis de la necesidad de incorporar requerimientos y recomendaciones a la presente resolución, con la finalidad que la Universidad fortalezca un proceso de mejora continua.
El informe presenta la evaluación de las CBC respecto de la sede donde se brinda el servicio educativo superior universitario y los programas de estudio conducentes a grados y títulos, incluyendo las especialidades y menciones correspondientes.
No obstante, cabe precisar que la información desarrollada en el informe tiene carácter de pública, ello debido a que la información consignada proviene de una universidad pública y es de acceso público a través de diferentes plataformas. Por ello, no existe ninguna restricción sobre la información contenida en el informe mencionado en el presente acápite.
En tal sentido, conforme al numeral 6.2 del artículo 6 del TUO de la LPAG, se considera que el referido informe, en tanto fundamenta la presente resolución, forma parte integrante de esta.
La Quinta Disposición Complementaria Final del Reglamento de licenciamiento, establece como obligación de la Universidad mantener las CBC que dieron lugar al otorgamiento de la licencia de funcionamiento institucional, quedando sujeta a las acciones de supervisión y fiscalización posterior.
IV. Sobre el plazo de vigencia de la licencia institucional
En relación con el plazo de la licencia institucional, mediante Acuerdo Nº 01-023-2016 de Sesión del Consejo Directivo Nº 023-2016, se aprobó la metodología para determinar la vigencia de la licencia institucional. Al respecto, el artículo 3 de la Ley Universitaria establece que la universidad es una comunidad académica orientada a la investigación y la docencia, como una función esencial y obligatoria. En ese sentido, la producción científica de una universidad es un criterio objetivo –adicional al cumplimiento de las CBC– que puede ser utilizado para determinar el plazo para el otorgamiento de la licencia institucional.
La citada metodología se basa en un análisis cuantitativo y otro cualitativo. El primero consiste en la categorización de universidades peruanas, de acuerdo con los resultados que estas evidenciaron en el Scimago Institutions Ranking–SIR IBER 201510. Dicho ranking se elabora sobre la base de tres (3) dimensiones: investigación, innovación y posicionamiento en la web. Esta metodología utiliza dos (2) variables objetivas dentro de la dimensión de investigación: producción científica e impacto normalizado. Considerando estas dos (2) variables, la Dilic ha desarrollado un análisis a través de quintiles, con el objeto de categorizar a las universidades peruanas y ver su posición relativa respecto a otras universidades de la región de América Latina, lo que permite visualizar el nivel de producción científica y el impacto que ellas tienen respecto a la cantidad de citas en otros documentos.
Aplicando el análisis cuantitativo, el periodo de licencia institucional se determina del modo siguiente: diez (10) años de licencia, en caso se encuentre ubicada en el quintil cinco (5) de producción científica y en el quintil cinco (5) de impacto normalizado (según el ranking SIR); ocho (8) años de licencia, en caso su ubicación sea en el quintil cuatro (4) o cinco (5) de producción científica y quintil cinco (5) o cuatro (4) en impacto normalizado; y seis (6) años de licencia, en caso se ubique por debajo del quintil cuatro (4) en por lo menos uno de los dos indicadores utilizados. Asimismo, si no llegara a figurar en el ranking SIR, también se otorgará el periodo de licencia mínimo de seis (6) años.
Sobre la base del análisis cuantitativo, la Universidad se ubica en Scimago Institutions Ranking-SIR IBER 2015, dado que las publicaciones indizadas en este ranking pertenecen al período comprendido entre los años 2009-2013. La Universidad se ubica en el quintil 3 respecto del indicador de nivel de producción científica (documentos publicados en revistas indexadas- América Latina) y en el quintil 3 respecto del indicador de impacto normalizado.
El Consejo Directivo de la Sunedu, en base al análisis descrito y en virtud a las atribuciones otorgadas por la Ley Universitaria, ha determinado que corresponde otorgar a la Universidad una licencia institucional por un plazo de seis (6) años.
En virtud de lo expuesto, y estando a lo dispuesto en el artículo 13, numeral 15.1 del artículo 15, el numeral 19.3 del artículo 19 de la Ley Universitaria, el literal c) del artículo 8 del Reglamento de Organización y Funciones de la Sunedu, aprobado mediante Decreto Supremo Nº 012-2014-MINEDU11, modificado mediante Decreto Supremo Nº 006-2018-MINEDU, el artículo 24 del Reglamento del procedimiento de licenciamiento institucional, aprobado mediante Resolución Nº 008-2017-SUNEDU/CD del Consejo Directivo, y a lo acordado en la sesión Nº 016-2019 del Consejo Directivo.
SE RESUELVE:
Primero. OTORGAR LA LICENCIA INSTITUCIONAL a la Universidad Nacional de Piura para ofrecer el servicio educativo superior universitario en su sede, ubicada en la carretera Caserío Miraflores s/n, distrito de Castilla, provincia y departamento de Piura, con una vigencia de seis (6) años, computados a partir de la notificación de la presente resolución.
Segundo. RECONOCER que la Universidad Nacional de Piura cuenta con ciento once (111) programas: (i) treinta y cinco (35) conducentes al grado de bachiller y título profesional; (ii) cincuenta y seis (56) al grado de maestro; (iii) trece (13) al grado de doctor; y, (iv) siete (7) conducentes a título de segunda especialidad, conforme se detalla en la Tablas Nº 59, 60 y 61 del Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019-SUNEDU-02-12.
Tercero. ACEPTAR el desistimiento presentado por la Universidad Nacional de Piura, respecto a:
1) Cincuenta y seis (56) programas de estudio: (i) veinte (20) programas de pregrado; ii) veinticuatro (24) programas de posgrado; iii) doce (12) segundas especialidades. De los cincuenta y seis (56) programas de estudio, cincuenta y cuatro (54) programas entre pregrado, posgrado y segunda especialidad serán comunicados a la Dirección de Documentación e Información Universitaria y Registro de Grados y Títulos-Digrat; conforme se detalla en la Tabla Nº 47 del Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019-SUNEDU-02-12; y,
2) Siete (7) filiales ubicadas en los distritos de Chulucanas, Ayabaca, Huancabamba, Sechura, Sullana, Talara y Paita.
Cuarto. RECONOCER el cambio de denominación de once (11) programas de estudio conducentes al grado de maestro y doctor, de acuerdo a la Tabla Nº 3 del Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019-SUNEDU-02-12.
Quinto. REQUERIR a la Universidad Nacional de Piura:
(i) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, en un plazo no mayor a treinta (30) días hábiles de notificada la presente Resolución, un informe que explique la diferencia entre el número de ingresantes y vacantes en los procesos de admisión en modalidad de examen general, desde el periodo 2017-I hasta el 2019-I. Adicionalmente, deberá presentar al inicio de los periodos académicos 2019-II, 2020-I y 2020-II un informe detallado que explique los resultados de los procesos de admisión de todas las modalidades, consignando el número de vacantes, postulantes e ingresantes.
(ii) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, al término del semestre 2019-II, 2020-I y 2020-II, un informe que sustente la ejecución física y financiera, y los resultados obtenidos de los proyectos en ciencia aplicada que la Universidad financia con recursos determinados, según lo detallado en la tabla Nº 37 del Informe técnico de licenciamiento.
(iii) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, al término de los semestres 2019-II, 2020-II y 2021-II los resultados en investigación, tales como publicaciones en revistas indexadas, eventos científicos, patentes, reconocimientos internacionales, obtención de fondos externos, entre otros.
(iv) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, al inicio del semestre académico 2019-II, las evidencias del uso del nuevo sistema de gestión de biblioteca por parte de los docentes y estudiantes por facultades. Asimismo, presentar un reporte sobre los préstamos de libros nuevos realizados durante el semestre 2019-I, 2019-II y 2020-I.
(v) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, al término del semestre 2019-II, un informe sobre los resultados de las acciones ejecutadas como parte de su plan de seguimiento al egresado.
(vi) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, un informe sobre los resultados del proceso de admisión del programa Doctorado en Salud Pública, declarado en el marco del Convenio Específico de Cooperación, en un plazo de treinta (30) días calendario, una vez culminado el proceso de admisión. Asimismo, presentar a la Dirección de Licenciamiento, al finalizar cada periodo académico, información sobre dicho programa (docentes, matriculados, tesis aprobadas, egresados, graduados, entre otros) y el impacto social del mismo en el marco del Convenio.
(vii) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, al término del semestre 2019-II, el “Plan de Desarrollo y Fomento de la Investigación”, en coherencia con su propio modelo educativo, el cual deberá contar con opinión técnica favorable del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica-Concytec, considerando los “Lineamientos Técnicos para la Ejecución de Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica Financiados con Recursos Públicos Provenientes del Canon en Universidades Públicas”, aprobados con Resolución de Presidencia Nº 214-2018-CONCYTEC-P del 16 de noviembre de 2018.
(viii) Presentar a la Dirección de Licenciamiento, al término del semestre 2019-II y 2020-II, evidencias de la implementación y gestión de su Sistema de Control Interno (SCI), en base a su Plan de Gestión de Riesgos, de conformidad con la Guía para la implementación y fortalecimiento del SCI en las entidades del Estado aprobada con Resolución de Contraloría Nº 004-2017-CG.
Sexto. RECOMENDAR a la Universidad Nacional de Piura:
(i) Difundir e implementar los convenios interinstitucionales vigentes, para el fortalecimiento de las competencias docentes.
(ii) Reforzar el cerco perimétrico de las instalaciones de Senasa que funcionan dentro de la Universidad, con materiales resistentes y de mejores prestaciones.
(iii) Asegurar la plena operatividad del pozo tubular, que se encuentra en fase final de ejecución, para asegurar la continuidad del servicio de agua en la sede universitaria.
(iv) Continuar con las mejoras en la infraestructura, el equipamiento y los servicios académicos de los programas de Ciencias de la Salud, en el marco de las acciones establecidas en su Programación Multianual de Inversiones (PMI).
(v) Gestionar la asistencia técnica y apoyo del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica-Concytec que le permita formar parte del “Proyecto Mejoramiento y Ampliación de los Servicios del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Sinacyt)”.
Séptimo. ESTABLECER que el otorgamiento de la presente licencia institucional no exime a la Universidad Nacional de Piura de cumplir con las Condiciones Básicas de Calidad específicas por programas, que establezca la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria-Sunedu.
Octavo. PRECISAR que la presente resolución no agota la vía administrativa, salvo que sea consentida, pudiendo ser impugnada ante el Consejo Directivo de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria-Sunedu, mediante la interposición del recurso de reconsideración ante el mismo órgano, dentro del plazo de quince (15) días hábiles contados a partir del día siguiente de su notificación12.
Noveno. NOTIFICAR la presente Resolución y el Informe técnico de licenciamiento Nº 010- 2019-SUNEDU-02-12 a la Universidad Nacional de Piura, encargando a la Unidad de Atención al Ciudadano y Trámite Documentario, realizar el trámite correspondiente.
Décimo. DISPONER la publicación de la presente Resolución en el Diario Oficial “El Peruano” y en el Portal institucional de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria-Sunedu (www.sunedu.gob.pe); y la publicación del Informe técnico de licenciamiento Nº 010-2019-SUNEDU-02-12 en el Portal institucional de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria- Sunedu (www.sunedu.gob.pe).
Regístrese, comuníquese y publíquese.
CARLOS MARTÍN BENAVIDES ABANTO
Presidente del Consejo Directivo de la Sunedu
12 Reglamento del procedimiento de licenciamiento institucional, aprobado por Resolución del Consejo Directivo Nº 008-2017-SUNEDU/CD del 14 de marzo de 2017
Artículo 25.- Recurso de Reconsideración
25.1 El Consejo Directivo constituye la única instancia resolutiva en el procedimiento de licenciamiento. Contra la resolución de Consejo Directivo cabe recurso de reconsideración, sin necesidad de presentar nueva prueba. (...)
Texto Único Ordenado de la Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobado por Decreto Supremo Nº 004-2019-JUS del 25 de enero de 2019
Artículo 218. Recursos administrativos
(...)
218.2 El término para la interposición de los recursos es de quince (15) días perentorios y deberán resolverse en el plazo de treinta (30) días.
1766773-1