jueves, 18 de octubre de 2018

Deniegan Licencia Institucional a la Universidad Peruana de Arte Orval S.A.C

RESOLUCIÓN DEL CONSEJO DIRECTIVO

N° 141-2018-SUNEDU/CD

Lima, 16 de octubre de 2018
I. VISTOS:
La Solicitud de Licenciamiento Institucional (en adelante, SLI) con Registro de Trámite Documentario N° 24958-2016-SUNEDU-TD, presentada el 26 de setiembre de 2016, por la Universidad Peruana de Arte Orval S.A.C.1 (en adelante, la Universidad); el Informe Técnico de Licenciamiento N° 028-2018-SUNEDU/02-12 de la Dirección de Licenciamiento (en adelante, Dilic); y el Informe Legal N° 322-2018-SUNEDU-03-06 de la Oficina de Asesoría Jurídica; y,
II. CONSIDERANDO:
II.1 Antecedentes normativos
Que, según lo establecido en el artículo 13 de la Ley N° 30220, Ley Universitaria (en adelante, Ley Universitaria) el licenciamiento es el procedimiento administrativo que tiene como objetivo verificar el cumplimiento de las Condiciones Básicas de Calidad (en adelante, CBC) para ofrecer el servicio educativo superior universitario y autorizar su funcionamiento;
Que, los numerales 15.1 y 19.3 de los artículos 15 y 19 de la citada ley, establecen como una de las funciones de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (en adelante, Sunedu), atribuida al Consejo Directivo, aprobar o denegar las solicitudes de licenciamiento de universidades;
Que, el artículo 41 del Reglamento de Organización y Funciones de la Sunedu (en adelante, ROF), aprobado por Decreto Supremo N° 012-2014-MINEDU y modificado por Decreto Supremo N° 006-2018-MINEDU, establece que la Dirección de Licenciamiento es el órgano de línea responsable de proponer la normativa aplicable para el proceso de cierre de las universidades, filiales u otros establecimientos, como facultades, escuelas y programas de estudios en los que se preste el servicio educativo superior universitario;
Que, el artículo 43 del ROF dispone que la Dirección de Supervisión es el órgano de línea, encargado de dirigir, coordinar y ejecutar el proceso de supervisión de la autorización, cumplimiento de condiciones básicas de calidad, funcionamiento y cese de actividades de universidades, filiales y demás establecimientos, facultades, escuelas y programas de estudios conducentes a grado académico, cuando corresponda;
Que, mediante Resolución N° 006-2015-SUNEDU/CD, el Consejo Directivo de la Sunedu aprobó el “Modelo de Licenciamiento y su implementación en el Sistema Universitario Peruano” (en adelante, el Modelo), que contiene: el Modelo de Licenciamiento Institucional, las CBC, el Plan de Implementación Progresiva del Proceso de Licenciamiento y el Cronograma–Solicitud de Licenciamiento Institucional2;
Que, el 24 de diciembre de 2015, mediante Resolución del Consejo Directivo N° 009-2015-SUNEDU/CD se aprobó el Reglamento del Registro Nacional de Grados y Títulos, cuyo objeto es normar el procedimiento para la obligatoria inscripción de diplomas otorgados por las universidades, instituciones y escuelas de educación superior, de conformidad con la Ley Universitaria;
Que, de acuerdo al Título Preliminar de dicho Reglamento, el registro es público y garantiza que toda persona acceda al conocimiento efectivo del contenido del mismo; así como los servicios que se ofrecen a partir de la información que obra en el Registro se extiende a instancia de los titulares del diploma o terceros interesados;
Que, el 29 de junio de 2018 se publicó en el Diario Oficial “El Peruano”, la Resolución del Consejo Directivo N° 063-2018-SUNEDU/CD, que aprueba disposiciones para culminar la evaluación de las condiciones básicas de calidad en el marco del procedimiento de licenciamiento institucional de las Universidades;
Que, el numeral 1 del artículo 5 de la citada resolución, dispone que toda información presentada por las universidades luego de habérseles requerido un plan de adecuación y antes de que la referida norma entre en vigencia, se evaluará por única vez por la Dilic, a fin de determinar si se han subsanado las observaciones advertidas en el informe desfavorable que requiere el plan de adecuación;
Que, de acuerdo al numeral 1.2 del mismo artículo dispone que, si de la evaluación realizada se determina que no se han superado las observaciones, la Dilic emite el informe desfavorable y eleva el expediente al Consejo Directivo para la emisión de la resolución de denegatoria de la licencia institucional;
Que, el 11 de setiembre de 2018, se publicó en el Diario Oficial “El Peruano”, la Resolución del Consejo Directivo N° 111-2018-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado;
Que, el artículo 1 del Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado, establece que su objeto y finalidad es que dicho proceso sea ordenado y no afecte la continuidad de estudios de los alumnos involucrados ni otras obligaciones con la comunidad universitaria, garantizando el derecho a acceder a una educación en cumplimiento de condiciones básicas de calidad;
Que, los artículos 5 y 6 de la citada norma establecen que el proceso de cese se inicia con la notificación de la resolución del Consejo Directivo que dispone la denegatoria y concluye con el cese total y definitivo de la prestación del servicio, encontrándose la universidad en proceso de cese impedida de convocar a nuevos procesos de admisión o de cualquier otra modalidad destinada a admitir y/o matricular nuevos estudiantes;
Que, los artículos 7 y 8 de la misma norma definen al cese de actividades como un proceso de carácter progresivo, cuyo plazo no debe exceder de dos (2) años, contados a partir del semestre siguiente a la fecha de notificación de la resolución de denegatoria; encontrándose impedidas las universidades en proceso de cese de interrumpir de manera unilateral la prestación del servicio educativo;
Que, al basarse dicho reglamento en los principios de interés superior del estudiante, de continuidad de estudios y de calidad académica, establece obligaciones para las universidades en proceso de cese; así como dispone que la supervisión de dicho proceso se encontrará a cargo de la Dirección de Supervisión;
Que, el 11 de setiembre de 2018, se publicó también en el Diario Oficial “El Peruano”, la Resolución del Consejo Directivo N° 112-2018-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento de fusión, trasformación, escisión, disolución o liquidación de universidades privadas y escuelas de posgrado;
Que, el artículo 1 del reglamento citado en el párrafo anterior, señala que el mismo tiene por objeto y finalidad establecer las reglas y criterios aplicables al ejercicio de las competencias de la Sunedu en relación a las operaciones de fusión, transformación, escisión y otras formas de reorganización, así como la disolución y/o liquidación que realicen las universidades privadas y/o escuelas de posgrado;
Que, dicho reglamento resulta aplicable a las universidades privadas y escuelas de posgrado creadas en el marco del Decreto Legislativo N° 882, que cuenten con licencia institucional otorgada por la Sunedu, que se encuentren en proceso de licenciamiento, o a las que se les haya denegado o cancelado la licencia institucional;
II.2 Antecedentes del proceso de licenciamiento de la Universidad
Que, mediante Resolución N° 029-2010-CONAFU del 11 de febrero de 2010, el extinto Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades (ex Conafu), otorgó autorización provisional de funcionamiento a la Universidad para brindar servicios educativos de nivel universitario en el departamento y provincia de Lima, con tres (3) carreras profesionales: (i) Arquitectura de Interiores, (ii) Dirección de Arte Gráficas y Publicitarias; y (iii) Arqueoarquitectura y Gestión Turística;
Que, mediante Resolución del Consejo Directivo N° 007-2015-SUNEDU/CD3 se aprobó el Reglamento del Procedimiento de Licenciamiento Institucional para Universidades Públicas o Privadas con autorización provisional o definitiva;
Que, el 26 de setiembre de 2016, la Universidad presentó su SLI, adjuntando la documentación exigida y declarando como oferta educativa un total de ocho (8) programas académicos, tres (3) de ellos correspondientes a programas existentes y cinco (5) a programas nuevos;
Que, iniciado el procedimiento por Resolución de Trámite N° 145-B-2016-SUNEDU-DILIC del 1 de noviembre de 2016, la Dilic designó al equipo a cargo de la etapa de revisión documentaria mediante Resolución de Trámite N° 168-2016-SUNEDU-DILIC del 2 de noviembre de 2016;
Que, revisada la SLI remitida por la Universidad, se efectuaron observaciones; y a través del Oficio N° 422-2016/SUNEDU-02-12 del 15 de noviembre de 2016, se notificó y requirió a la Universidad que presente información para la subsanación de las observaciones formuladas, en un plazo de diez (10) días hábiles;
Que, mediante Oficio N° 027-2016-SG-UORVAL del 1 de diciembre de 2016, la Universidad solicitó la ampliación del plazo otorgado para levantar las observaciones recaídas en su SLI, la cual fue concedida mediante Oficio N° 472-2016/SUNEDU-02-12 del 5 de diciembre de 2016;
Que, mediante escrito del 19 de diciembre de 2016, la Universidad presentó información con el objetivo de subsanar las observaciones efectuadas a su SLI;
Que, el 14 de marzo de 2017, se publicó en el Diario Oficial “El Peruano”, la Resolución del Consejo Directivo N° 008-2017-SUNEDU/CD, que aprueba las “Medidas de simplificación administrativa para el licenciamiento institucional” y el “Reglamento del procedimiento de licenciamiento institucional” (en adelante, el Reglamento), dejando sin efecto los indicadores 16, 18, 25 y 26 del Anexo N° 2 del Modelo de Licenciamiento. Asimismo, la referida resolución dejó sin efecto parcialmente el indicador 19 respecto al requerimiento del Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo y determinó que los indicadores 21, 22, 23 y 24 del Anexo N° 2 del Modelo de Licenciamiento sean evaluados en la etapa de verificación presencial, una vez que la Universidad cuente con una opinión favorable en la etapa de revisión documentaria;
Que, mediante Oficio N° 286-2017-SUNEDU/02-12 del 24 de mayo de 2017, se notificó a la Universidad el Informe de Revisión Documentaria N° 063-2017-SUNEDU/DILIC-EV, con resultado desfavorable, requiriéndose además la presentación de un Plan de Adecuación (en adelante, PDA) en un plazo máximo de treinta (30) días hábiles;
Que, los días 15 de junio y 3 de julio de 2017, la Comisión de Licenciamiento de la Universidad sostuvo dos reuniones con personal de la Dilic, a efectos de tratar los temas “Absolución de dudas sobre Informe de Revisión Documentaria y Plan de Adecuación”; y, “Precisiones sobre Plan de Adecuación”, respectivamente;
Que, el 7 de julio de 2017, mediante Oficio N° 023-2017-SG-UORVAL, la Universidad solicitó una ampliación de plazo para la presentación del PDA requerido, la misma que fue concedida mediante Oficio N° 492-2017-SUNEDU/02-12 del 24 de julio de 2017, que le otorgó una ampliación por diez (10) días hábiles contados desde la notificación del oficio;
Que, mediante Oficio N° 028-2017-SG-UORVAL del 11 de agosto de 2017, la Universidad presentó el PDA requerido, luego de lo cual sostuvo dos (2) reuniones con el equipo evaluador de la Dilic los días 18 de septiembre y 17 de octubre de 2017, referentes a “Alcances sobre el Plan de Adecuación” y “Precisiones sobre el procedimiento de licenciamiento”;
Que, mediante Oficio N° 002-2017-GG-MBR-UORVAL del 24 de noviembre de 2017, la Universidad presentó su desistimiento respecto de tres (3) programas de posgrado declarados como oferta educativa nueva: (i) Maestría en Gestión Educativa, (ii) Maestría en Docencia Universitaria e Investigación; y (iii) Doctorado en Educación con Mención en Administración de la Educación;
Que, el 29 de noviembre de 2017, las autoridades de la Universidad sostuvieron una (1) reunión con el equipo evaluador referente a “Alcances sobre el Plan de Adecuación”, y posteriormente, mediante Oficio N° 045-2017-SG-UORVAL del 21 de diciembre de 2017, la Universidad presenta una reformulación del PDA presentado;
Que, el 19 de enero de 2018, mediante Oficio N° 0001-2018-GG-MBR-UORVAL, la Universidad presenta el desistimiento adicional respecto de dos (2) programas declarados también como oferta educativa nueva: (i) Diseño Interactivo y Experiencia de Usuario y (ii) Maestría en Historia del Arte Peruano4;
Que, el 25 de enero de 2018, mediante Oficio N° 004-2018-SG-UORVAL, la Universidad solicitó se deje sin efecto la evaluación del PDA presentado5, y se proceda con la evaluación del levantamiento de observaciones; en ese sentido carece de objeto emitir un pronunciamiento sobre el PDA presentado por la Universidad;
Que, a dichos efectos, mediante Oficio N° 0004-2018-GG-MBR-UORVAL del 15 de febrero de 2018, la Universidad presentó información adicional con el objetivo de subsanar las observaciones recaídas en su SLI;
Que, mediante Oficio N° 477-2018/SUNEDU-02-12, notificado el 8 de junio de 2018, se remitió copia de la Resolución de Trámite N° 11 del 7 de junio de 2018, emitida por la Dilic, mediante la cual se decidió realizar una Diligencia de Actuación Probatoria6 en el único local declarado por la Universidad, los días 14 y 15 de junio de 2018, con la finalidad de recabar información actualizada vinculada a su SLI a fin de levantar las observaciones formuladas a la Universidad;
Que, pese a que durante la realización de la diligencia se requirió a la Universidad información como medio de prueba, la misma no fue entregada durante los días de realización de la misma;
Que, el 4 de julio de 2018 mediante Oficio N° 025-2018-SG-UORVAL, la Universidad remitió la información requerida durante el desarrollo de la diligencia de actuación probatoria;
Que, el 21 de setiembre de 2018, la Dilic emitió el Informe Técnico de Licenciamiento N° 028-2018-SUNEDU/02-12, el cual concluyó con resultado desfavorable, iniciándose la tercera etapa del procedimiento de licenciamiento;
Que, de acuerdo al numeral 170.1 del Texto Único Ordenado de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, la Universidad como administrada en el procedimiento administrativo de licenciamiento, pudo entregar información en cualquier momento del procedimiento;
Que, habiéndose evaluado el cumplimiento de las CBC, luego del requerimiento de un Plan de Adecuación y la realización de una Diligencia de Actuación Probatoria, se concluyó con el resultado desfavorable respecto de treinta y tres (33) indicadores de cuarenta y cuatro (44) aplicables a la Universidad, lo cual se encuentra detallado en el Anexo N° 01 de la presente resolución;
Que, en virtud de lo expuesto, y estando a lo dispuesto en el artículo 13, numeral 15.1 del artículo 15, el numeral 19.3 del artículo 19 de la Ley Universitaria, el literal c) del artículo 8 del Reglamento de Organización y Funciones de la Sunedu, aprobado mediante Decreto Supremo N° 012-2014-MINEDU, el artículo 24 del Reglamento del Procedimiento de Licenciamiento Institucional, aprobado mediante la Resolución N° 008-2017-SUNEDU/CD del Consejo Directivo; y estando a lo acordado en la sesión SCD N° 037-2018 del Consejo Directivo;
SE RESUELVE:
Primero.- DENEGAR LA LICENCIA INSTITUCIONAL a la Universidad Peruana de Arte Orval S.A.C. para ofrecer el servicio educativo superior universitario en el territorio nacional7, en atención a la evaluación que se detalla en el Anexo N° 01 de la presente Resolución; y, consecuentemente, DEJAR SIN EFECTO la Resolución N° 029-2010-CONAFU del 11 de febrero de 2010 y sus modificatorias, emitidas por el extinto Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades–Conafu.
Segundo.- DISPONER que la Universidad Peruana de Arte Orval S.A.C., sus autoridades, accionistas, directivos, gerentes, administradores, representantes y demás órganos de gobierno encargados de la toma de decisiones trascendentales para la Universidad, cumplan con prestar el servicio educativo en forma ininterrumpida garantizando en todo momento la continuidad de la prestación del servicio educativo y la consecuente emisión de grados y títulos, durante el semestre o año académico en curso y durante el plazo de cese informado a la Sunedu, conforme a lo previsto en la Resolución del Consejo Directivo N° 111-2018-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado; respecto de los siguientes seis (6) programas: cinco (5) conducentes al grado académico de bachiller y uno (1) conducente al grado académico de maestro, conforme se detalla en la Tabla N° 1 del Anexo N° 01 de la presente Resolución.
Tercero.- DISPONER que la Universidad Peruana de Arte Orval S.A.C., sus autoridades, accionistas, directivos, gerentes, administradores, representantes y demás órganos de gobierno encargados de la toma de decisiones trascendentales para la Universidad, cumplan con las obligaciones que se detallan a continuación, en los plazos señalados en la presente resolución, que se computan desde el día siguiente de notificada la misma, de acuerdo a lo dispuesto en la Resolución del Consejo Directivo N° 111-2018-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado y la Resolución de Consejo Directivo N° 009-2015-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento del Registro Nacional de Grados y Títulos:
(i) Que, presenten ante la Sunedu, evidencias de la adopción de las medidas necesarias a fin de garantizar la prestación del servicio educativo a los estudiantes de los programas brindados en convenio con otras universidades, en el plazo establecido en el literal (iv) del presente artículo; así como informe sobre la denominación del grado y título de los programas 4 y 5 de la Tabla N° 2 del Anexo N° 01 que forma parte de la presente resolución;
(ii) Que, a partir de la notificación de la presente resolución, suspendan definitivamente y de manera inmediata la convocatoria a nuevos procesos de admisión o de cualquier otra modalidad destinada a admitir y/o matricular nuevos estudiantes, a excepción de los estudiantes que hayan iniciado sus estudios con anterioridad a la notificación de la presente;
(iii) Que, cumplan con mantener los siguientes once (11) indicadores de las Condiciones Básicas de Calidad: 6, 17, 21, 22, 23, 24, 29, 37, 48, 49 y 50, cuyo cumplimiento fue verificado en el procedimiento de licenciamiento, de acuerdo al Anexo N° 01 de la presente resolución, por el periodo que dure su proceso de cese;
(iv) Que, en un plazo máximo de sesenta (60) días calendarios, informen a la Sunedu el plazo en el que cesará sus actividades, de acuerdo al plazo máximo previsto en la Resolución del Consejo Directivo N° 111-2018-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado;
(v) Que, en un plazo máximo de sesenta (60) días calendarios, remitan a la Sunedu, información sobre todos los estudiantes matriculados en el semestre en curso, con reserva de matrícula, retirados o que hubieran realizado traslado externo, detallando el programa académico, el ciclo de estudios, el número de créditos aprobados, el mecanismo de continuación de estudios optado por el estudiante, así como otra información que considere relevante;
(vi) Que, en un plazo máximo de noventa (90) días calendarios, antes de la fecha del cese definitivo, presenten ante la Sunedu información sobre todos los egresados, graduados y titulados, detallando el programa de estudios, resolución de creación del programa, fecha de otorgamiento de grado o título, así como otra información que considere relevante;
(vii) Que, informen a la Sunedu, en un plazo máximo de quince (15) días calendarios desde su celebración, los convenios de traslado o reubicación de estudiantes con universidades receptoras;
(viii) Que, en el plazo de cese de sus actividades: (i) regularicen el envío de las solicitudes pendientes de registro de todos los grados y títulos emitidos; (ii) remitir la documentación sustentatoria de los grados y títulos inscritos, y por inscribir, en el Registro Nacional de Grados y Títulos, para su custodia; y, (iii) cumplan con solicitar oportunamente el registro de los grados y títulos que emita durante el periodo de cese;
(ix) Que, la información requerida en los numerales anteriores sean presentados en los formatos aprobados por el Consejo Directivo de la Sunedu;
(x) Que, cumplan con las demás obligaciones contenidas en la Resolución del Consejo Directivo N° 111-2018-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado; y,
(xi) Que, asimismo, cumplan con atender dentro del plazo que establezca la Sunedu cualquier requerimiento de información efectuado para el correcto ejercicio de sus funciones y competencias.
Cuarto.- APERCIBIR a la Universidad Peruana de Arte Orval S.A.C. respecto a que el incumplimiento de las obligaciones establecidas en los artículos Segundo y Tercero de la presente resolución y las señaladas en la Resolución del Consejo Directivo N° 111-2018-SUNEDU/CD, que aprueba el Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado, en los términos, plazos y condiciones establecidos en la presente resolución y la referida norma, pueden imputarse como posibles infracciones a la Ley Universitaria y su normativa conexa, pasibles de la imposición de la sanción correspondiente, según lo establecido en el Reglamento de Infracciones y Sanciones de la Sunedu, aprobado mediante Decreto Supremo N° 018-2015-MINEDU, y/o en la norma que lo modifique o sustituya.
Quinto.- ORDENAR que las autoridades, accionistas, directivos, gerentes, administradores, representantes y demás órganos de gobierno encargados de la toma de decisiones de la Universidad, cumplan lo dispuesto en los requerimientos señalados en los artículos Segundo y Tercero de la presente resolución, en el marco del Reglamento del Proceso de Cese de Actividades de Universidades y Escuelas de Posgrado, aprobado por Resolución del Consejo Directivo N° 111-2018-SUNEDU/CD, bajo apercibimiento de ser denunciados por la Procuraduría Pública de la Sunedu, por la presunta comisión del delito de desobediencia a la autoridad, de acuerdo a lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 368 del Código Penal u otros delitos, de ser el caso.
Sexto.- La presente Resolución no agota la vía administrativa, salvo que sea consentida, pudiendo ser impugnada ante el Consejo Directivo de la Sunedu mediante la interposición del recurso de reconsideración ante el mismo órgano, dentro del plazo de quince (15) días hábiles contados a partir del día siguiente de su notificación8. La impugnación de la presente Resolución en el marco del procedimiento, no suspende sus efectos.
Séptimo.- NOTIFICAR la presente Resolución a la Universidad Peruana de Arte Orval S.A.C., sus autoridades, accionistas, directivos, gerentes, administradores, representantes y demás órganos de gobierno encargados de la toma de decisiones trascendentales para la Universidad, encargando a la Unidad de Atención al Ciudadano y Trámite Documentario realizar el trámite correspondiente.
Octavo.- DISPONER la publicación de la presente Resolución en el Diario Oficial El Peruano y en el Portal institucional de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria–Sunedu (www.sunedu.gob.pe); y la publicación del Anexo N° 01 en el Portal institucional de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria–Sunedu (www.sunedu.gob.pe).
Regístrese, comuníquese y publíquese.
CARLOS MARTÍN BENAVIDES ABANTO
Presidente del Consejo Directivo de la SUNEDU
1 Inscrita en la Partida Electrónica N° 12488072 del Registro de Personas Jurídicas de la Oficina Registral de Lima.
2 Publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 24 de noviembre de 2015.
3 Publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 3 de diciembre de 2015.
4 En la SLI, la Universidad declaró dicho programa como oferta educativa nueva, pese a ser dictado desde el semestre 2015-II en convenio con la Universidad Católica de Santa María.
5 Habiéndose requerido a las universidades la presentación de un Plan de Adecuación, se ha observado de la casuística de la Dirección de Licenciamiento, que varias de ellas optan por presentar información adicional con el objetivo de subsanar las observaciones identificadas durante su procedimiento de licenciamiento institucional, en virtud de lo cual se evalúa dicha información como información adicional. Criterio ratificado con la aprobación de la Resolución del Consejo Directivo N° 063-2018-SUNEDU/CD del 29 de junio de 2018.
6 De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 172 del Texto Único Ordenado de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobado por Decreto Supremo N° 006-2017-JUS.
7 La sede institucional declarada en su solicitud de licenciamiento institucional, se ubica en la Avenida Primavera N° 207–Urbanización Chacarilla del Estanque, distrito de San Borja, provincia y departamento de Lima.
8 Reglamento del Procedimiento de Licenciamiento Institucional, aprobado por Resolución del Consejo Directivo N° 008-2017-SUNEDU/CD
Artículo 25.- Recurso de Reconsideración
25.1 El Consejo Directivo constituye la única instancia resolutiva en el procedimiento de licenciamiento. Contra la resolución de Consejo Directivo cabe recurso de reconsideración, sin necesidad de presentar nueva prueba. (…)
Texto Único Ordenado de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobado por Decreto Supremo N° 006-2017-JUS
Artículo 216. Recursos administrativos
(…) 216.2 El término para la interposición de los recursos es de quince (15) días perentorios, y deberán resolverse en el plazo de treinta (30) días.
1703228-2

lunes, 15 de octubre de 2018

MIT anuncia universidad de inteligencia artificial por US$ 1,000 millones

Gran parte de los fondos provendrán de una donación de Stephen Schwarzman, presidente y cofundador del gigante financiero Blackstone.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) anunció el lunes que creará una universidad de inteligencia artificial (IA), con una inversión inicial de US$ 1,000 millones, centrada en el uso "responsable y ético" de la tecnología.
El prestigioso centro informó que sumará 50 nuevos miembros a su staff para crear un espacio interdisciplinario de informática, IA, ciencia de datos y otros campos relacionados.
Gran parte de los fondos provendrán de una donación de Stephen Schwarzman, presidente y cofundador del gigante financiero Blackstone , por lo que la universidad será denominada con su nombre. 
"A medida que la informática reconfigura nuestro mundo, el MITtiene la intención de asegurar que sea por el bien de todos", dijo el presidente del MIT, Rafael Reif.
El proyecto representa la mayor inversión individual en computación e IA de una institución académica estadounidense, según un comunicado del MIT.
La iniciativa surge en medio de crecientes preocupaciones sobre los impactos de la IA en las instituciones globales, y el temor de que China esté superando a Estados Unidos  en este campo.
"No existe oportunidad o desafío más importante para nuestra nación que aprovechar de manera responsable el poder de la IApara que podamos seguir siendo competitivos a nivel mundial y lograr avances que mejoren a toda nuestra sociedad", dijo Schwarzman.
"Nos enfrentamos a preguntas fundamentales sobre cómo garantizar que los avances tecnológicos beneficien a todos, especialmente a los más vulnerables a los cambios radicales que laIA traerá a la naturaleza de la fuerza de trabajo", agregó.
Se prevé que la nueva universidad abra en septiembre de 2019, con un nuevo edificio a completarse para 2022.
Fuente: Gestión

miércoles, 10 de octubre de 2018

¿Cómo será la universidad del futuro?

Tan Eng Chye, presidente de la Universidad de Singapur, considera que "las empresas de todo el mundo se enfrentan a una crisis de habilidades más que a una crisis de empleo".

Tres rectores de grandes universidades internacionales cuentan a EXPANSIÓN cómo será la educación superior de los próximos años y ofrecen pistas para acabar con la brecha entre el mundo académico y el mercado del empleo real, y sugerencias para adaptar las carreras a las nuevas exigencias de las profesiones que van apareciendo y de los modelos de trabajo que cambian nuestra vida profesional.
La Universidad -al menos en España- ha estado en las últimas semanas en el centro del debate público, en las portadas de los diarios, en las cabeceras de los informativos y en las conversaciones de la gente... Tesis dudosas, másteres sospechosos, alumnos célebres que reciben favores y títulos que no merecen... Este ha sido el centro de un debate que no ha tenido en cuenta algunas cuestiones fundamentales, como el abismo entre el mundo académico y la realidad de un mercado laboral cambiante; las verdaderas oportunidades que la formación universitaria ofrece a los futuros profesionales; la necesaria adaptación a las profesiones y empleos del futuro... Qué es hoy la Universidad y qué será mañana resulta una incógnita de la que depende la carrera de quienes llegan a la educación superior. Obtener respuestas sobre esto es tan complicado como conseguir consejo acerca de qué carrera estudiar, qué sector, qué empleo o profesión tendrá futuro en los próximos años.
Tres rectores de grandes universidades internacionales que participaron esta semana en una sesión especial sobre el futuro de la Universidad, organizada por la Universidad de Navarra con motivo de la inauguración de su nuevo campus en Madrid, responden a grandes cuestiones sobre la educación superior y cómo será ésta en los próximos años:

Reducir la brecha

El mundo académico y la realidad del mercado laboral viajan a diferentes velocidades, cuando no en sentido contrario. Bert van der Zwaan, rector de la Universidad de Utrecht y presidente de la Liga de Universidades de Investigación Europeas, cree que "las prácticas en la industria o en compañías relevantes ayudan a reducir la brecha entre el mundo académico y la realidad de la empresa. Ofrecen al estudiante la posibilidad de reunir conocimientos y habilidades en un campo de experiencia notable en el que éste desea trabajar en el futuro. Sobre todo en el Norte de Europa, la empleabilidad se toma muy en serio, y eso implica que la Universidad es corresponsable de esa empleabilidad".
Tan Eng Chye, presidente de la Universidad de Singapur, considera que "las empresas de todo el mundo se enfrentan a una crisis de habilidades más que a una crisis de empleo. Los empleadores detectan una brecha entre las capacidades que necesitan y lo que ven en los recién graduados. En Singapur, nuestras facultades revisan regularmente un riguroso plan de estudios junto con los líderes de la industria y asesores internacionales para garantizar que los cursos que se ofrecen siguen siendo relevantes para satisfacer las necesidades de la industria".
Por su parte Alfonso Sánchez-Tabernero, rector de la Universidad de Navarra, cree que "se habla de la universidad como si todas fueran iguales, que en el fondo es como si todos los restaurantes del mundo lo fueran también, tanto el que cobra 200 euros por comer como el que cobra cinco. Hay universidades buenas, regulares y malas; las hay que están muy cerca de la vida empresarial y otras muy lejos... Deberíamos hablar de lo que debe hacer cada universidad en concreto, no el mundo académico. O partimos de la base de que las universidades son realidades muy diferentes o no acertaremos con el problema".
El rector de Utrecht explica que "el problema no es atraer a más estudiantes: la educación masiva es la norma en todos los países de la UE, y eso significa que ya hay demasiados estudiantes con educación académica, más de lo que el mercado laboral puede absorber. Las universidades están sobrecargadas, y si queremos aumentar el grado de participación en la educación superior (como quiere la UE), necesitamos más dinero para facilitar la enorme cantidad de estudiantes que ingresan a la universidad. Debemos invertir en la empleabilidad, dándoles las habilidades para desarrollar una carrera exitosa".
Van der Zwaan señala que el problema real no es la cantidad de estudiantes, sino la diversidad: "Cada vez más alumnos de clases sociales superiores tienen un acceso más fácil a la educación superior que aquellos con talento de clases sociales más bajas o de origen migrante. Esto llevará a una profunda división en la sociedad (que ya existe en Estados Unidos) y que podría ser problemática para Europa también en el futuro".
Tan Eng Chye añade que "las mejores universidades atraen a académicos de primer nivel, lo que abre oportunidades para los estudiantes e investigadores. Para la Universidad de Singapur, la reputación entre académicos y empleadores se fortalece con los rankings universitarios internacionales que aumentan nuestra visibilidad. Los estudiantes deberían elegir una universidad que destaque en un área en la que estén interesados, ya que abrirá oportunidades más especializadas. Esa elección de universidad también afectará a su vida intelectual, social y profesional".

Profesiones con éxito

¿Puede la Universidad adaptarse a la evolución del mercado laboral y a los cambios en las nuevas profesiones que surgen? Sánchez-Tabernero recuerda que "hace 25 años, la Universidad de Navarra proporcionaba sobre todo conocimientos útiles para la vida laboral. Entonces decíamos 'aquí tienes la geometría descriptiva, el derecho constitucional o la historia contemporánea que es necesaria para tu trabajo'. Pero el dinamismo ha hecho que los trabajos cambien muy deprisa y, por lo tanto, ahora, más que enseñar conocimientos, formamos a gente creativa, innovadora, culta, flexible, con capacidad de aprender, de trabajar en equipo, con curiosidad intelectual. Formamos en una serie de habilidades analíticas y en una actitud ante la vida profesional que permite una permanente adaptación. Y esto es más difícil que lo que hacíamos antes, pero resulta más necesario; constituye la base de la educación actual. La máxima capacidad de adaptación tiene que ver con la máxima formación cultural de las personas, puesto que la gente más culta es la que sabe entender qué pasa en el mundo que le toca vivir".
Tan Eng Chye apunta que un estudio realizado por McKinsey en 2017 estimaba que casi una cuarta parte de las actividades laborales en Singapur desaparecerán en 2030: "La Cuarta Revolución Industrial y los rápidos avances tecnológicos harán obsoletos muchos trabajos y crearán empleos que aún no existen y que pueden requerir conocimientos y habilidades que no están dentro de los planes de estudios universitarios actuales. Es necesario un cambio de mentalidad en las universidades sobre lo que implica la educación y cómo se imparten los conocimientos y habilidades". El rector de la Universidad de Singapur recuerda los planes de su universidad para introducir habilidades establecidas (estadísticas y programación) en todo el currículo, desarrollando así la conciencia de los estudiantes sobre el análisis de datos y el pensamiento computacional que prepare a los alumnos para tecnologías disruptivas en el lugar de trabajo.

Nuevas habilidades

Sobre las capacidades y habilidades profesionales que necesitan hoy los estudiantes, Sánchez-Tabernero opina que "una cuestión vital es evolucionar del estudiante pasivo -que recoge lo que recibe- al estudiante activo, protagonista de su proyecto de formación y que tiene que contestar preguntas básicas como 'para qué estoy en el mundo', 'para qué me quiero formar', 'cuál quiero que sea el impacto de mi trabajo en la sociedad', o 'qué tengo que saber para que realmente ese impacto se produzca'. La Universidad debe formar personas con criterio y buen juicio acerca de las cuestiones fundamentales, y que sepan adquirir hábitos como la laboriosidad para ser capaces de poner en práctica lo que quieren hacer en la vida".
Van der Zwaan otorga una gran relevancia a "las llamadas habilidades del siglo XX, incluidas las soft, como colaborar o expresarse adecuadamente". Pero también a las habilidades digitales. Y asegura que "los estudiantes han de ser entrenados más en términos de agilidad y creatividad: cómo resolver problemas es más importante que la absorción de conocimientos. El conocimiento estará omnipresente en el futuro usando archivos digitales, pero utilizándolo de una manera adecuada y creativa, y hacer las preguntas apropiadas es una habilidad que no todas las universidades pueden enseñar".
A todo esto el rector de Utrecht añade que "la Universidad nunca puede predecir cómo se desarrollará el mercado laboral. Los estudiantes nunca pueden estar adecuadamente preparados para el trabajo del futuro, pero está claro que el mercado laboral se volverá cada vez más volátil y requerirá más agilidad y adaptabilidad. Se acabó el empleo para siempre, y esto requerirá, además del conocimiento, más habilidades de resolución de problemas que las que tienen la mayoría de los estudiantes en este momento. También la capacidad de lidiar con situaciones inesperadas de una manera flexible. Más importante que el conocimiento en sí mismo es la capacidad de hacer buenas preguntas y resolver problemas de una manera creativa".

Emprender e investigar

El rector de Utrecht también insiste en la importancia de dar a los estudiantes la oportunidad de desarrollar habilidades empresariales: "Muchos no terminan en el mundo académico sino en el sector privado, y necesitan capacidades para crear sus propios negocios. Muchos académicos no están bien preparados para entrar en el mercado laboral".
Tan Eng Chye recuerda que su universidad comenzó la NUS Enterprise en 2001 para encender el espíritu emprendedor en el mundo académico: "Se trata de fomentar jóvenes talentos con una mentalidad empresarial y global, y promover la innovación y el espíritu innovador".
Sánchez-Tabernero explica que "para la Universidad de Navarra el emprendimiento resulta vital y, de hecho, se ha concretado en la iniciativa Innovation Factory, que tiene como finalidad introducir y promover el espíritu emprendedor entre los alumnos, graduados e investigadores. Estamos en una sociedad que ha mitificado la idea del trabajo fijo, que no se sostiene en el tiempo porque las empresas van a mutar. Que haya personas emprendedoras implica que son capaces de crear compañías que generan empleo".
El rector de Navarra asegura que "no hay verdadera Universidad sin investigación. Esta es necesaria porque un auténtico profesor universitario no repite en clase lo que dijo el año anterior, sino que está en la frontera del conocimiento en su ámbito concreto, y esa es la materia de su docencia. Sin investigación no hay buena docencia y no hay buen aprendizaje. Además, la investigación tiene que ver con otra gran misión de la Universidad, además de formar a los estudiantes: avanzar en los distintos ámbitos científicos: médico, tecnológico, humanístico, jurídico... produciendo nuevo conocimiento. Y si la docencia es cara, la investigación también lo es. Que esta sea buena implica una cierta capacidad para conseguir recursos, participar en proyectos competitivos nacionales, europeos e internacionales, obtener recursos haciendo investigación aplicada para empresas, mediante fundraising o con la gestión del endowment del patrimonio, e invertirlos bien en investigación interdisciplinar de grupos con masa crítica suficiente para propiciar avances significativos en cada ámbito científico".
El rector de la Universidad Nacional de Singapur destaca la importancia de "que las universidades sean altamente innovadoras y creen valor distintivo a nivel global, contribuyendo con impacto y convirtiendo la investigación de vanguardia en importantes beneficios económicos, de salud y sociales".
Van der Zwaan añade que "la investigación fundamental y aplicada es extremadamente importante para las innovaciones que impulsan la economía. Las universidades de investigación contribuyen enormemente a ello. En Europa hay fondos suficientes de los gobiernos locales y nacionales, y de la UE, que invierten profundamente en innovación de alto nivel. El problema es que Europa está rezagada respecto de las inversiones en este ámbito de la industria privada: en Estados Unidos, las inversiones privadas son mucho más altas y, por lo tanto, la cantidad total de fondos disponibles para la investigación también es mayor".
Diario Expansión de España 
Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)