Beto Barba: Alcalde Provincial de Huaura - Huacho 2015 - 2018

Loading...

martes, 30 de septiembre de 2014

Universidades partido

Por: José Ignacio Távara Martin 
Universidad Nacional de Ingeniería  (UNI),
Una publicación reciente de Rodrigo Barrenechea –Becas, bases y votos (IEP 2014)– pone en evidencia el rol que hoy juegan algunas universidades –y consorcios de universidades– en el soporte económico, organizativo y logístico de la política partidaria. El autor se concentra en el caso de Alianza para el Progreso (APP), liderada por César Acuña, y muestra la sólida correlación existente entre, por un lado, el desempeño electoral de APP a escala provincial y, por el otro, la presencia de sedes territoriales del consorcio de universidades de propiedad del propio Acuña (César Vallejo, Señor de Sipán y Autónoma del Perú).
Dicho consorcio es la principal fuente de donaciones y recursos materiales de APP. Las universidades que lo integran utilizan sus programas de becas para reclutar y movilizar líderes sociales, y sus actividades de proyección social se confunden con actividades clientelares propias del partido. Además, un buen número de líderes y candidatos de APP son también empleados del consorcio. Todo esto les permite “contar con bases movilizables que se ponen a disposición de los candidatos” en las campañas electorales. En contraste con la precariedad económica de los partidos políticos convencionales, cuyos recursos suelen depender de los limitados aportes de los militantes y de su eventual acceso al aparato estatal, “la estructura sobre la que se sostiene APP ofrece mayores garantías de continuidad para las carreras políticas de sus integrantes”.
La proliferación de estas prácticas, que mezclan proyectos educativos con proyectos político-partidarios, viene pervirtiendo la esencia misma de la universidad, la cual debe regirse por los principios de autonomía, pluralismo, tolerancia y democracia institucional, reconocidos en la nueva ley universitaria. Por cierto, pervierte también la política y socava la democracia. Llegar al poder ha dejado de ser un medio para promover el interés general y se ha transformado en un fin en sí mismo, al servicio de intereses privados.    
Fuente: La Republica

Acuña ofrece becas en su universidad a cambio de que voten por su candidato

lunes, 29 de septiembre de 2014

Las universidades que triunfan en el mundo priorizan la investigación científica y tecnológica

En la actualidad, las universidades que llevan la delantera en todos los rankings internacionales son las unidades británicas y estadounidenses y para demostrarlo solo basta con ver los primeros cinco puestos de la lista difundida recientemente por la empresa Quacquarelli Symond (QS).
En dicha lista aparecen el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la Universidad de Cambridge, el Imperial College de Londres, la Universidad de Harvard y la Universidad Oxford, pero ¿qué caracterizan a estas instituciones educativas?.
Para Julie Strong, directora de la oficina regional del MITen Santiago de Chile, el alma del MIT es la investigación, y por más de 150 años ha logrado reunir enseñanza, ingeniería y estudios científicos para producir una serie de avances, muchos de los cuales han significado “cambios en el mundo”.
Según un artículo publicado por el diario El Mercurio, la académica señaló que otra de las cosas que distinguen a dicha casa de estudios es su apertura global, ya que tiene el objetivo de reunirse riqueza de pensamiento, conocimiento y experiencias, estamos comprometidos de reclutar a los mejores profesores, estudiantes y personal de distintos orígenes, dentro de Estados Unidos y el mundo.
Entre los años 2013 y 2014, fueron más de 3,000 alumnos procedentes de 90 países, los que estudiaron en el MIT.
Por su parte, Phil Baty, editor del World University Rankings elaborado por el Times Higher Education, ambos puntos (la investigación y la apertura global) son puntos fundamentales a la hora de definiri una universidad prestigiosa pero existen otras características que distinguen a los primeros 200 establecimientos de educación superior.
Por ejemplo está que tienen un ingreso anual total de US$ 751,139 por cada académico (en comparación con los US$ 606,345 de una universidad entre las top 400); tienen un profesor por cada 11.7 estudiantes (frente a los 12.5 de las top 400); contratan al 20% de su personal en el extranjero y publican el 43% de sus investigaciones con al menor un coautor internacional.
“Son universidades que para combatir desafíos globales reúnen a personas de distintas culturas y orígenes. Trabajan y se enfocan más allá de sus fronteras”, señaló Baty.
Según Daniela Véliz, investigadora en Educación Superior del Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación de la Universidad Católica de Chile (Ceppe) indicó que “los profesores internacionales en este sentido entregan una diversidad de perspectivas y de formas de ver el mundo que enriquecen a las universidades en el contexto global”.
“Diversificar a los académicos, estudiantes y administrativos produce efectos positivos, como ambientes más confortables para todos ellos o apoyo a estudiantes que representan grupos particulares. Es el reflejo del éxito de las instituciones de educación superior en una sociedad pluralista”, comentó.
Asimismo, consideró que las colaboraciones internacionales son “esenciales para promover la investigación de última generación”.
Al respecto, el analista senior de la unidad de inteligencia de QS, Martin Juno, manifestó que en el ranking de la compañía “en el top 50 se encuentran instituciones comprehensivas de gran tamaño, como universidades más pequeñas y enfocadas, tanto privadas como públicas”.
“El único aspecto que en alguna medida es compartido es su condición de instituciones históricas o maduras, aunque existen excepciones a esta regla. Este factor común es un indicio de que el liderazgo en materia de educación superior solamente es posible a través de una estrategia sólida sostenida por décadas.
Sobre el hecho de que la institución en primer lugar se asocie con la tecnología, mencionó que a nivel mundial existe un interés cada vez mayor en la investigación de alto impacto científico y tecnológico.
“Esto se observa claramente en los resultados del ranking, que es dominado por instituciones que se especializan en las denominadas disciplinas STEM, que incluyen ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas”, aseveró.
Fuente: Gestión